El lunes se iniciarán los trabajos de mantenimiento, renovación y pintado de la Fuente Agria, que se desarrollarán hasta finales de año. A lo largo de los primeros días de la obra se llevará a cabo el cerramiento, vallado perimetral y andamiaje interior y exterior, período durante el cual no se permitirá el acceso al interior de la fuente por motivos de seguridad y, por tanto, no se podrá coger agua. No obstante, se dejarán habilitados uno o dos caños el fin de semana del 22, 23 y 24 de noviembre.

El concejal de Obras, , ha explicado que a partir del lunes 25 de noviembre está previsto que comience la fase más complicada de la obra, con el chorreo mediante maquina de aire a presión de silicato, con el fin de que la Fuente Agria vuelva a su estado natural. Si todo se desarrolla con normalidad, el fin de semana del 30 y 1 de diciembre se podrá ya coger agua en los caños habilitados.

Entre el 2 y el 13 de diciembre comenzará la fase de pintura, limpieza de perfiles, aplicación de esmalte de poliuretano sobre carpintería metálica, reposición de falso techo sobre lamas de madera y aplicación de barniz sintético sobre lamas de madera, cubiertas y rejillas.

Durante estos días el acceso a los caños habilitados para llenar botellas dependerá en gran medida de la ventilación y el clima.

Según los plazos previstos por la empresa, entre el 13 y el 23 de diciembre se procederá al desmontaje de andamiaje interior y exterior, así como al cerramiento y limpieza mecánica de peldaños de granito. Jesús Caballero señala que la idea es adelantar los plazos, “pero dependerá de la climatología”.

El Ayuntamiento pide “colaboración y comprensión” por las molestias que puedan causar los trabajos.