La Castilla-La Mancha ha entregado a la asociación de Ciudad Real una Micro Ayuda de 1.500 euros por su fomento de las políticas de igualdad y no discriminación por razones de género, edad, raza, nacionalidad, cultura, religión, discapacidad y orientación sexual.

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación, Javier López, entregó la Micro Ayuda al presidente de Ahire, Paco Ramos, dentro de la tercera edición de esta convocatoria, destinada a Proyectos de Iniciativas Sociales del ámbito de actuación de la entidad financiera.

La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha reconoce con sus Micro Ayudas el trabajo de diez asociaciones sin ánimo de lucro que luchan contra la pobreza, la exclusión social y la mejora de la calidad de vida de personas enfermas.

El programa de Ahire destinatario de esta Micro Ayuda va dirigido a ancianos, menores, jóvenes, mujeres, discapacitados, desfavorecidos, enfermos y otros colectivos, con una media anual de 5.000 beneficiarios directos de Ciudad Real.

El presidente de Caja Rural calificó de “mérito incanculable” de Ahire poner su tiempo, conocimiento y formación para ayudar a los demás.

Por ello consideró “un gran orgullo poder colaborar y ayudar a mejora la calidad de vida de las personas asociadas a Ahire y sus familias”.

“Qué mejor ayuda social se puede hacer”, afirmó.

“Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación siempre estarán al lado de estas iniciativas y pueden contar con nosotros para seguir dando vida a este proyecto”, concluyó.

Por su parte, el presidente de Ahire se mostró “encantado” de tener una entidad como Caja Rural Castilla-La Mancha “que nos está ayudando en este proyecto tan maravilloso”.

Hacer felices a las personas

“Ahire se dedica a hacer felices a las personas, cualquier persona puede ser necesitada hoy o mañana dar. Llegamos a cualquier persona que necesite nuestro apoyo”, manifestó Paco Ramos.

El presidente de Ahire explicó que están recogiendo ropa y alimentos y han buscado estufas de butano “en este año que ha subido tanto el gas y la gente está encantada”, aseguró.

La ayuda de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha ha servido para dar alimentos y ropa a personas necesitadas, así como para mantener la sede de Ahire.

“Vuestra ayuda ha sido muy valiosa”, subrayó Paco Ramos.

Junto al presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y el presidente de Ahire estuvieron en este acto la vicepresidenta y secretaria de la asociación, , los vocales y José Antonio Alemany, la adjunta a la Dirección Territorial de la entidad financiera en Ciudad Real, , y el presidente de la (AJE), , entre otros.