A su juicio, Ciudadanos se presenta con vocación de “servicio” frente a la “política profesional” de otros partidos convertidos en “empresas de trabajo temporal”.

En una entrevista concedida a Europa Press, el candidato de la formación naranja ha subrayado que entre las primeras medidas que tomaría si logra alcanzar la Alcaldía destaca un estudio económico del Ayuntamiento para saber “con certeza” su verdadera situación financiera, de modo que se pueda informar a la ciudadanía y llevar a cabo el programa de Ciudadanos “en su máxima extensión”.

Otra de sus principales preocupaciones es aplicar todo tipo de medidas tendentes a generar empleo “en el plazo más breve posible” implicando para ello a todos los actores socioeconómicos de la localidad; y generar los “estímulos” necesarios para que Daimiel se consolide como una “opción” en materia de turismo y medioambiente, protegiendo el patrimonio cultural, costumbres y tradiciones.

ACABAR CON EL EMPLEO PRECARIO

Precisamente en materia de empleo, García-Muñoz considera “muy importante” acabar con el empleo precario, apostando especialmente por los jóvenes y la investigación.

Clave de esta estrategia será “potenciar la riqueza” del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel como “fuente generadora de empleo”, sin olvidarse del apoyo y asesoramiento permanente a los nuevos emprendedores, y de las políticas que favorezcan la inversión de las empresas existentes.

Así, el candidato de Ciudadanos ha recalcado que irá “allá donde haga falta” para favorecer la implantación de grandes empresas “tanto a nivel burocrático como económico”, cediendo terrenos y dando todo el apoyo del consistorio “reduciendo los trámites al mínimo imprescindible”.

“El Ayuntamiento debe ser el mejor relaciones públicas para conseguir visualizar el atractivo de Daimiel para las grandes empresas”, insiste.

REBAJA DE IMPUESTOS

En materia fiscal, García-Muñoz advierte de que las medidas a adoptar irían en función del estudio sobre la situación económica del Ayuntamiento aunque, en cualquier caso, su equipo apuesta por una rebaja de impuestos “a nivel general” para favorecer la inversión.

En cuanto al desarrollo urbanístico del municipio, el cabeza de lista de la formación naranja considera la arquitectura y el urbanismo como “herramientas” para el desarrollo e integración social.

Así, planea mejorar la gestión que atañe a los servicios básicos implantando el alumbrado LED, fomentando el transporte no motorizado, aumentando “considerablemente” las zonas verdes, incluyendo la creación de un “gran parque arbolado” como zona de recreo y esparcimiento o construyendo un carril bici “de una extensión aceptable”.

En suma, el objetivo es el desarrollo de un urbanismo “atractivo, uniforme y cuidado”.

OCIO SALUDABLE

En el apartado destinado a juventud, la candidatura de Ciudadanos es partidaria de un “ocio saludable” aprovechando al máximo las infraestructuras existentes, muy especialmente el edificio del pabellón ferial “tremendamente infrautilizado”. De este modo, se crearían en ese entorno propuestas como una bolera.

“La juventud supone el futuro del municipio y por ello ofreceríamos una mayor oferta educativa y formativa, ampliando los ciclos de formación profesional y favoreciendo a aquellas empresas que contraten a jóvenes”, afirma.

Por otra parte, las propuestas culturales de Ciudadanos pasan por la ampliación de las ofertas relacionadas con el teatro, actuaciones musicales, monólogos, danza o conciertos a precios asequibles, incluyendo la remodelación del teatro Ayala.

Además, el candidato apunta que se dará el “máximo apoyo” a las asociaciones y que se instaurarán actividades para fomentar la lectura y el debate ciudadano con el objeto de asentar el “pensamiento crítico, tolerante y creativo”.

PACTOS DE GOBERNABILIDAD

Preguntado por la postura de Ciudadanos en cuanto a pactos de gobernabilidad tras las elecciones, García-Muñoz ha recordado que Ciudadanos es “un partido de centro”.

“En función del resultado de las elecciones, que, por supuesto salimos a ganar, valoraremos los programas y la posibilidad de establecer pactos”, advierte.

Eso sí, el candidato se ha marcado “líneas rojas” que vendrán determinadas por el “respeto máximo” a la legalidad, la Constitución y la “defensa e integridad territorial de España”.

“En esta línea estamos en disposición de aceptar cualquier apoyo porque sería lo que nos demandarían los ciudadanos”, apostilla.

Respecto a la valoración de sus adversarios políticos, el candidato de Ciudadanos se ha desmarcado enfatizando su “otra forma de hacer política” enraizada en la buena gestión “por encima de todo”, basada en la “honestidad y la transparencia”.

LA POLÍTICA COMO SERVICIO

“Desgraciadamente los viejos partidos se han convertido en empresas de trabajo temporal a las que acuden muchas personas que van a servirse y no a servir porque carecen de oficio”, ha lamentado, al tiempo que ha subrayado que Ciudadanos “entiende la política como un servicio”.

“Por eso no soy quien para valorar a mis adversarios, esta valoración corresponde a los votantes y ellos serán los que decidan si continuamos con la política profesional o damos paso a otra manera de entender la política”, ha remachado.

En este contexto ha aseverado que el principal error del actual equipo de Gobierno ha sido “tratar de justificar el inmovilismo y la ausencia de inversiones de todo tipo en el endeudamiento generado”.

“Hay que explicar muy bien cómo han llevado a cabo esa rebaja de la deuda y a qué precio”, señala García-Muñoz.

El número uno de Ciudadanos en Daimiel sostiene que este equipo de Gobierno “ha abusado” de su mayoría absoluta “para no escuchar a quien realmente sabe de fútbol, toros, carnavales, Semana Santa, inversión, turismo, cultura; ha dejado sumido al pueblo en un abandono y estancamiento inaceptables e injustificables, con parques olvidados, calles y carreteras marginadas, y un largo etcétera”.

Estos “errores”, prosigue, se subsanarían llevando a cabo una política que “deje de lado la opacidad” y apueste por la transparencia mostrando a los vecinos la “realidad de la deuda” y las medidas que se adopten para reducirla.

Además, alude a que sería necesario “un gran ejercicio de imaginación”, puesto que hay muchas cuestiones que “no exigen de dinero sino de moverse allí donde sea necesario para acercar la inversión y el empleo a Daimiel”.

“El alcalde debe ser un gran embajador y debe hacer partícipes a todos los sectores sociales y económicos de la localidad, escuchando las opiniones de las asociaciones de toda índole que tanto aportan al conjunto de la sociedad”, añade.

En todo caso el candidato de Ciudadanos está convencido de que Daimiel “es consciente del cambio profundo que necesita” y por ello espera y desea que ese cambio se refleje en las urnas el 26 de mayo.

“Nosotros respetaremos lo que la ciudadanía considere y solo podemos prometer trabajo, trabajo y trabajo”, concluye.