Desde Ciudad Real, donde ha inaugurado la exposición ‘La caza: un desafío en evolución’, el titular del ha afirmado que tanto en la conversación que este martes mantuvo con el presidente en funciones, , como en otras ocasiones, ha quedado claro que esta legislatura va a ser determinante para reorientar en términos de sostenibilidad la política del agua, “algo de lo que hemos presumido ante todo el mundo durante la Conferencia del Clima celebrada en Madrid”.

Dicho esto, García-Page ha lamentado que el agua que Castilla-La Mancha no puede usar termine siendo usada “de forma desproporcionada en , con miles de hectáreas de regadío ilegal”. “No creo que, al afirmar esto, diga nada ni de derechas ni de izquierdas”, ha opinado.

Y es que, el presidente de Castilla-La Mancha ha añadido que las derivaciones que se trasvasan desde la Región a Murcia durante dos años “equivalen a todo el mar Menor”, condenando que “encima termine contaminada por el uso de químicos en la agricultura”.

“Peor es imposible. A todos, incluyendo a Murcia, les interesa entrar en un escenario novedoso y de sostenibilidad porque lo contrario nos lleva simple y llanamente a la quiebra del modelo, de que todos estemos padeciendo un problema, incluso quien se tendría que beneficiar del mismo”, ha concluido.