La muestra, organizada por ‘la Caixa’ en colaboración con la Fundación y el Ayuntamiento de (Ciudad Real), recala en el Paseo de San Gregorio de la ciudad industrial desde este miércoles hasta el 12 de diciembre.

Durante la presentación de la exposición, Cristina ha expresado la “tristeza” que ha impregnado su trabajo en la India, pero también el “placer” que ha supuesto visibilizar con su cámara el empeño de la .

“Fue la capacidad de lucha de esta institución la que animó a colaborar en el proyecto”, ha expresado la prestigiosa artista, acreedora del Premio Nacional de Fotografía 1996 y de la medalla de oro a Mérito en las Bellas Artes 2005, entre otros reconocimientos.

García Rodero ha subrayado el afán de Vicente Ferrer por mejorar las condiciones de vida de los más débiles, desde el abastecimiento de agua hasta la atención sanitaria, la educación y la vivienda, en un contexto social en el que la mujer es considerada una “carga” que pasa de padres a maridos. “La mujer no vale nada, es ninguneada por todos, y más sin formación”, ha denunciado la fotógrafa, que ha lamentado, en este sentido, los numerosos casos de suicidio registrados en la zona.

García Rodero ha referido que sus instantáneas reivindican también la igualdad de género, en cualquier tiempo y lugar, así como el trabajo de instituciones como la Fundación Vicente Ferrer en su afán por conseguir la “autosuficiencia” de la mujer en la India.

La delegada de la Fundación bancaria ‘la Caixa’ en Castilla-La Mancha, , ha explicado que esta muestra responde al objetivo de la entidad de trabajar para que la sociedad pueda acercarse a la cultura y al conocimiento en la calle. “Se trata de convertir el espacio público en un museo a cielo abierto con la obra de artistas de renombre, con la doble satisfacción en este caso de que el museo sea la casa de la propia artista”, ha enfatizado.

Según ha relatado , delegada de la Fundación Vicente Ferrer en Castilla-La Mancha, para la realización de las imágenes que forman parte de la exposición se invitó a la artista a documentar las condiciones de vida de la comunidad de Anantapur durante un mes y medio.

Así, visitó hospitales, centros de acogida de mujeres víctimas de maltrato, talleres, escuelas y casas. El resultado son retratos e imágenes que “dan voz” a niños, personas con discapacidad y, especialmente, mujeres.

Por su parte, la alcaldesa de Puertollano, , ha expresado su orgullo por el hecho de que el municipio pueda presumir de una “magnífica artista internacional y ciudadana ejemplar” como García Rodero, “embajadora de Puertollano en todo el mundo”.

Rodríguez ha valorado que el objetivo de García Rodero dé voz a las mujeres, al tiempo que ha subrayado el papel de Puertollano en el ámbito del arte de la fotografía, con la organización de numerosos eventos de alcance nacional tras la creación del Museo Cristina García Rodero, “un referente internacional”, ha concluido.