Aprovechando que este viernes se celebra el Día de la , el diputado regional del PP se ha referido al último escándalo del anterior destapado hace escasas fechas y que afecta a un buen número de centros educativos de Castilla-La Mancha.

Hace tres años, el Gobierno de facilitó un total de 30.250 ordenadores a los colegios de la región, pero en vez de comprárselos a una empresa productora, los adquirió en El Corte Inglés, lo que disparó el coste de los mismos. Pero el verdadero problema es que, tres años después, dicha empresa privada ha reclamado los aparatos informáticos y se ha descubierto que no fueron comprados, sino alquilados. Esta operación que, según Gil-Ortega, carece de lógica, tenía un gasto de 20 millones de euros, de los cuales el anterior sólo pagó 6.

“Al final no tenemos los ordenadores pero sí tenemos una deuda de 14 millones de euros”, ha comentado el diputado regional, quien cree que la Junta, aunque no informó sobre sus planes, no tenía dinero para comprarlos en su momento. Es por ello por lo que exige una respuesta por parte de los que hicieron la compra, como es el caso de , consejero de Educación por aquellas fechas. No entiende que él, que no duda a la hora de ponerse en la pancarta a la hora de protestar contra el , no se atreva a dar la cara cuando debe rendir cuentas sobre su gestión.

Considera el diputado regional que llevan razón aquellos que dicen que los políticos viven de la falta de memoria de los ciudadanos, pero insiste en que al PP no se le olvida que Barreda y Valverde tuvieron la culpa de la mayoría de los escándalos que ahora se están conociendo. “Esto era un derroche total, muy por encima de nuestras posibilidades”, ha asegurado Gil- Ortega, un continuo “malgastar el dinero público” sin informar a una oposición que, ahora en el Gobierno, está empezando a descubrir todas las barbaridades que hacían con él.

El despilfarro socialista y su nefasta gestión al frente de la Junta provocaron que no se pagara a los libreros, ni el transporte escolar, ni el agua ni la luz de los colegios y que además, se generara una deuda de 512 millones de euros en Educación, un dinero con el que se podría haber contratado a 16.000 profesores durante un año.

El de Comunidades aprobará en el día de hoy la adquisición y el pago de estos ordenadores. Al , que estaba anclado en el “vicio de mentir”, debería darle vergüenza salir ahora en las manifestaciones reivindicando aquello que ellos hicieron. Gil-Ortega considera que no es el momento de hablar de huelgas porque España no “necesita” perder en un día 1.000 millones de euros. “Es el momento de ser solidarios” entre nosotros y con España, porque esta huelga se transmite al exterior dando la impresión de que en aquí estamos como en Grecia, lo que no es cierto.