Así lo ha anunciado este sábado el presidente castellano-manchego, , en Alcázar de (Ciudad Real), durante la inauguración de las obras de acondicionamiento de la CM-3107 entre Alcázar de San Juan y la intersección con CM-3113 a Cinco Casas, una actuación con la que se mejoran las condiciones y el estado actual del firme, y que permite un mejor acceso a la CM-420, ha informado la Junta en nota de prensa.

“Cada martes habrá un proyecto de recuperación para la región”, ha asegurado García-Page, antes de repasar otras medidas, como el paquete de ayudas de 20 millones de euros para el fomento de la inversión empresarial o el Plan del Retorno del Talento que también serán aprobados en Consejo de Gobierno el próximo 19 de septiembre.

De esta manera, ha señalado el presidente, seguiremos trabajando en la recuperación sanitaria, educativa y de prestaciones sociales iniciada en la región, “y lo haremos también echando mano de multitud de profesionales, colectivos y entidades que están en línea con la prioridad del Ejecutivo en atender el corazón de una sociedad que se precie a sí misma por su estado del bienestar y por atender a quién más lo necesitan”.

En esta misma línea, ha valorado que Castilla-La Mancha es una región “que avanza de una manera acelerada” y lo hace además sin olvidar ninguno de los ejes del Gobierno. “No hay ningún sector que esté desatendido y, aunque no podemos ir en todos los frentes al mismo tiempo ni al mismo ritmo, ninguno está abandonado”.

Por último, el presidente castellano-manchego ha tenido palabras de agradecimiento para todos los equipos de la Consejería de Fomento que, en época de restricciones económicas, están haciendo un “enorme esfuerzo” por sacar provecho al Presupuesto, y ha recordado que se está manteniendo la “inmensa red” de carreteras que existe en la región “con un criterio nada sesgado, sino muy técnico y profesional”.

Asimismo, ha avanzado que llegarán “tiempos mucho mejores” y que en 2018 “podremos plantearnos un escenario de crecimiento de la inversión en obra pública”.