Así lo ha indicado el consejero a los medios de comunicación durante la visita que ha realizado a la Cooperativa Santiago Apóstol en la localidad ciudadrealeña de , a la que ha calificado como “un referente en el melón y también en el movimiento cooperativo en Castilla-La Mancha”, en un momento en el que ya se ha recogido el 80 por ciento del cultivo en la zona y con unos precios al alza en el melón; precios “muy rentables” en las mejores categorías según la última lonja del melón y la sandía de Castilla-La Mancha celebrada en Argamasilla de Alba, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Acompañado por el presidente de la cooperativa, , así como la alcaldesa de Tomelloso, , y la delegada provincial, , Martínez Arroyo ha subrayado que esta promoción en la que los melones vayan etiquetados con el origen, como se hace en esta cooperativa, es muy importante porque “no puede ser que se venda melón de esta tierra sin el nombre de esta tierra, cuando el melón es de La Mancha tiene que poner melón de la Mancha y eso es fundamental” y es ahí donde está “el futuro del sector”.

En plena campaña de un producto que es “clave” para la región, como el melón, Martínez Arroyo ha acudido a este punto de La Mancha donde más impacto tiene este cultivo, en una cooperativa, la de Santiago Apóstol, que cuenta con 700 agricultores para un colectivo total de unos 2.000 agricultores que siembran melón y sandía cada año en Castilla-La Mancha y que genera mucha actividad y mucho empleo”.

Martínez Arroyo ha recordado así que se trata principalmente de “cultivos sociales” y por eso son fundamentales para el Gobierno regional y, para que se desarrollen, ha indicado, “necesitamos tener acceso al agua durante todo el año en buenas condiciones y con garantía y ese es el futuro en el que confía la comarca de La Mancha y confía el Gobierno regional para la agricultura, para el futuro de este sector económico tan fundamental para nosotros como es el agrario”.