El director general de Juventud y Deportes, , se ha mostrado orgulloso de ver cómo Castilla-La Mancha está preparada para albergar cualquier evento deportivo, como la final de la Copa de Su Majestad el Rey de Fútbol Sala celebrada en Ciudad Real en la tarde del domingo, “con la importante inyección económica que supone para las nuestras ciudades tener a tanta gente durante el fin de semana”. Y es que en el Pabellón Quijote Arena se dieron cita 5.000 personas para ver un partido en el que el se impuso por cinco a dos al Jaén Paraíso Interior, lo que confirma que en la región tenemos instalaciones dispuestas para albergar los mejores eventos deportivos. Además, Amores ha recordado que, este mismo fin de semana, Guadalajara ha acogido la Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica.