Una visita en la que se ha realizado una conexión con otro centro de similares características que está situado en de los Montes y en la que el consejero ha estado acompañado por la delegada del Gobierno regional, ; el presidente de la Diputación, ; y la alcaldesa, , entre otros.

Un reto que consiste en llegar a superar los 800 centros, según ha precisado el consejero, a la par que ha explicado que esta iniciativa no solo tiene el objetivo de reducir la brecha digital sino también “garantizar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos con independencia del territorio en el que vivan” acercando las instituciones al ciudadano y formándoles en esta materia. En definitiva, ha concluido, se trata de garantizar el desarrollo socioeconómico a través del uso de las tecnologías de la información evitando así el despoblamiento.

También ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha pone a disposición de las diputaciones provinciales y los ayuntamientos un total de 9,5 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feder) para este fin, destacando la “labor puntera” que está realizando en este sentido la Diputación de Ciudad Real, que tiene ya 97 de estos centros repartidos por toda la provincia y que suponen 519 Puntos de Inclusión Digital.

Por su parte, el presidente de la Diputación ha explicado la novedades de este proyecto regional que en la provincia ha contado con una inversión de 1,8 millones de euros, de los que 1,2 han sido aportados por el Gobierno regional a través de los fondos europeos anteriormente referidos. Entre estas están la contratación por parte de la Institución provincial de 97 dinamizadores para estos centros durante seis meses y que realizarán labores de asesoramiento a los usuarios.

Además ha explicado que se pretende “ir más allá” y “combatir esa barrera que se pone entre administración electrónica y el ciudadano”. Así, mediante una “experiencia piloto” se ha autorizado a la Diputación para que sea entidad certificadora y expendedora de firmas electrónicas y que se están haciendo gestiones para todos los municipios, y especialmente en los 97 que tienen centros con Puntos de Inclusión Digital, puedan identificar a los ciudadanos y expedirle la firma digital para agilizar los trámites.

Finalmente, la alcaldesa ha definido estos puntos como “una ventana al exterior”, animando así a los ciudadanos a utilizarlos porque tienen una función “interesante y esencial”. Ha explicado que en Ciudad Real existen en total 17 de estos puntos y que están siendo utilizados por medio centenar de personas.