Según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa, el hallazgo del proyectil explosivo tuvo lugar este lunes mientras una patrulla del (Seprona) de Manzanares, realizaba una inspección rutinaria, todo ello dentro del Plan para la Defensa del Patrimonio Histórico Español.

Los agentes localizaron en una parcela agrícola, mezclada con otros elementos propios del terreno, una granada de mano tipo “piña” cuyas características pudieran corresponder con las granadas de mano explosivas utilizadas en contextos bélicos.

Acto seguido, los guardias civiles establecieron las correspondientes medidas de seguridad para este tipo de casos hasta la llegada del Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (Gedex), quienes examinaron el proyectil y procedieron a la neutralización del mismo de manera controlada.

RECOMENDACIONES

Ante la frecuente aparición de artefactos de este tipo en la provincia de Ciudad Real, la Guardia Civil ha facilitado una serie de recomendaciones a seguir en caso de que algún ciudadano localice algún artefacto explosivo.

Así, a todo objeto con apariencia de artefacto explosivo y extraño al entorno, habrá que darle una consideración real. Ante la duda, es recomendable que avisar al 062, para que agentes especializados hagan la comprobación sin correr riesgos innecesarios.

Si un ciudadano se encuentra un artefacto o similar, se ha de impedir que nadie lo toque ni manipule. Además, no hay que dejarse engañar por el estado de conservación, ya que en su día estos proyectiles se lanzaron y podrían explosionar en cualquier momento al estar activos y listos para explosionar.