El pleno extraordinario convocado por el Alcalde para cambiar los horarios de los plenos resultó un esperpento desde su convocatoria hasta que se levantó la sesión. El portavoz Popular, , puso de manifiesto que la convocatoria del pleno extraordinario era nula por defecto de forma, por lo que habrá que llevar los asuntos nuevamente a pleno. Por tanto, además del gasto y las molestias, este pleno no servirá para nada, como ya se había anticipado.

A las irregularidades de la convocatoria, el alcalde añadió otros incumplimientos del Reglamento de Organización, Funcionamiento y . El portavoz Popular invocó varias veces el artículo 92 del ROF que establece que los concejales pueden solicitar que los asuntos queden sobre la mesa, aplazando su resolución, lo que debe someterse a votación antes de proceder a votar el fondo del asunto. El Reglamento Orgánico Municipal de Manzanares recoge esto mismo en su artículo 2.21. El Alcalde ignoró estos artículos del ROF y del ROM, negándose a cumplirlo a pesar de que se le estaba informando y solicitando expresamente desde la bancada popular.

Finalmente se aprobó, con el voto en contra del grupo Popular, una propuesta que ni siquiera era la que el Alcalde llevó al pleno, fijando el horario de los plenos a las 4 de la tarde en invierno y a las 5 en verano. De esta manera, el propio Alcalde hace caso omiso a las razones que daba para celebrar los plenos por la mañana: conciliación de la vida familiar de los funcionarios y concejales y ahorro económico en las retribuciones a los empleados municipales que asisten al Pleno. Para el grupo Popular, este horario sigue interfiriendo la jornada laboral de muchísimos trabajadores, que ven así limitadas sus posibilidades de participar de forma activa en la política local.

El grupo Popular recurrirá los acuerdos de este pleno, por las irregularidades en la convocatoria y por la actitud despótica del alcalde Nieva, incumpliendo el ROF y el ROM de forma consciente y deliberada.