Los hechos ocurrieron cuando la patrulla de servicio de la Guardia Civil de recibió aviso por parte del (C.O.C) para que se dirigiesen a la zona conocida como el Camino de la Mota, ya que, al parecer, una familia se encontraba en un camino rural atrapada con su vehículo, debido a las fuertes lluvias acaecidas en esa noche.

Rápidamente los guardias civiles se dirigieron al lugar para localizar dónde se podría encontrar el vehículo y poder así rescatar a la familia, ha informado la Benemérita en nota de prensa.

Gracias a la colaboración ciudadana, se consiguió llegar hasta las inmediaciones del lugar donde se encontraba el vehículo, embarrado por las malas condiciones meteorológicas, desplazándose los agentes a pie para no atascar el vehículo oficial.

Tras inspeccionar el lugar, los guardias civiles observaron como el vehículo se había salido hacia el borde izquierdo del camino, encontrándose atascado y hundido en el barro.

La menor se encontraba aparentemente en buen estado de salud y los ocupantes muy cansados por llevar toda la noche intentando sacar el vehículo del camino.

Tanto la madre como la hija menor fueron trasladadas por un vecino al de la localidad de Pedro Muñoz (Ciudad Real) para que fuesen atendidas y hacerles un reconocimiento médico, mientras la patrulla permaneció con el padre de familia para gestionar la retirada del vehículo del lugar.