Tanto la Benemérita como los agentes medioambientales han colaborado juntos ya que el resultado de esta detención fue fruto de los servicios que se llevan a cabo durante todo el año para luchar contra la caza ilegal en la provincia, con especial incidencia para evitar la comercialización ilegal de la misma, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Los hechos ocurrieron cuando agentes del Puesto de Fuencaliente, perteneciente a la Comandancia de Ciudad Real, se encontraban realizando servicio encuadrado dentro de las actuaciones llevadas a cabo para luchar contra la caza ilegal en la provincia.

Durante este servicio fue localizado un vehículo en el término municipal de Brazatortas ocupado por tres personas en cuyo interior se estaban efectuando disparos, por lo que se procedió a interceptarlo e identificar a sus ocupantes, uno de ellos portando un rifle de caza dispuesto para hacer fuego y acoplado un silenciador.

Además, en la parte posterior del vehículo había tres cérvidos decapitados junto con un hacha y un cuchillo de grandes dimensiones usados para ello.

En base a estos hechos, los agentes de la Benemérita procedieron a la detención de esta persona como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas y otro relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.