Por dicho motivo, según ha informado en nota de prensa, solicitó la colaboración del , ubicado en la localidad madrileña de El Pardo, guías y perros especializados en la búsqueda y localización de resto biológicos.

Fue en la tarde de este jueves cuando los efectivos de este servicio localizaron los cadáveres de las dos personas bajo los escombros de la nave incendiada en el polígono industrial de Manzanares el pasado sábado día 15.