Los hechos investigados ocurrieron en la primera quincena del mes de agosto de este año. En esas fechas se detectaron varios delitos de robo y hurtos en el ámbito agrícola de las localidades de Campo de Criptana, Arenales de San Gregorio y Pedro Muñoz, donde varias personas sustrajeron gasóleo y baterías utilizadas para los motores de riego.

El Equipo Roca (Robos en el campo) de la Guardia Civil de Alcázar de asumió la investigación de los hechos. Las gestiones y verificaciones realizadas por los agentes, facilitadas gracias a la colaboración ciudadana, han permitido reunir suficientes indicios y evidencias de la autoría de los delitos, que finalmente ha podido atribuirse a tres varones vecinos de una vecina localidad y que han sido investigados por estos hechos.

La operación, a la que se le denominó ‘Carenales’ ha permitido de momento el esclarecimiento de doce delitos, ocho de los cuales serían robos y otros cuatro hurtos, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

La operación continúa aún abierta en tanto en cuanto pudieran existir hechos delictivos sin denunciar hasta el momento.