El presidente de la Diputación, , ha sido distinguido esta mañana por la Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Real durante el acto de entrega de medallas y condecoraciones con motivo de la celebración de la patrona del instituto armado, la virgen del Pilar. Caballero ha recogido de manos del teniente coronel jefe, , quien ha anunciado hoy su marcha porque en breve optará a un ascenso, una estatuilla con la que se reconoce el apoyo de la institución provincial a la Guardia Civil y el esfuerzo económico que hace para mantener en pie las casas cuarteles que están operativas en la provincia, con especial incidencia en las de los pueblos pequeños.

Antes del acto castrense el presidente de la Diputación ha agradecido la distinción a Urruchi y al estamento que representa, un reconocimiento que Caballero ha enmarcado en los años de colaboración y de trabajo conjunto para lograr el objetivo de los hombres y mujeres de la provincia vivan cada día con más seguridad y mayor libertad, una tarea en la que, según ha dicho, interviene de manera muy intensa los efectivos de la Guardia Civil que están desplegados por la provincia. Y ha añadido que desempeñan su trabajo con un alto reconocimiento por parte de la ciudadanía.

Caballero ha comentado que la Diputación destina cada año 50.000 euros para rehabilitar casas cuartel en el territorio ciudadrealeño, porque es una institución que entiende que puede ayudar y colaborar para que las instalaciones del Cuerpo estén en mejor estado, no sólo por las familias que viven allí sino porque con ello también se contribuye a mejorar la atención que se presta a los ciudadanos. Caballero ha añadido que, en la medida de lo posible, la Diputación intenta que se actúe en las poblaciones más pequeñas donde hay destinados efectivos de la Guardia Civil.

Ha comentado, por otro lado, que dentro de la colaboración que mantienen con la Comandancia, ha hablado en alguna ocasión con el teniente coronel jefe de un proyecto que tienen que ultimar y que tiene que ver con que las patrullas que actúan en zonas alejadas de las ciudades donde hay hospitales puedan llevar en sus vehículos desfibriladores. Se trata de una idea, en palabras de Caballero, que tienen que desarrollar con la dirección general de la Guardia Civil, porque es necesario estudiar la fórmula que les permita disponer de unos instrumentos “que salvan vidas con certeza”.

Ha avanzado, no obstante, que sería la Diputación provincial la que aportara los desfibriladores y también se encargaría de la formación de los efectivos seleccionados para desarrollar el programa.