Uno de los componentes de la patrulla señalizó inmediatamente el peligro que representaba el vehículo inmovilizado ocupando parcialmente la calzada, dirigiéndose rápidamente el otro agente al vehículo, donde pudo comprobar la presencia de una mujer adulta que, en el asiento delantero derecho del furgón, en estado semiinconsciente, salivaba abundantemente, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Los guardias civiles despejaron el habitáculo del vehículo para evitar que la mujer se golpease con la gran cantidad de objetos que portaban, situándola en posición de seguridad, abriéndole y limpiándole la boca para liberar las vías respiratorias, sacándole asimismo la lengua.

Mientras un agente permanecía en todo momento junto a la enferma hasta que ésta recobró lentamente la consciencia, el otro Guardia Civil informó de todos los detalles de la actuación al médico del .

Finalmente, la persona auxiliada fue evacuada en ambulancia hasta el hospital ‘Nuestra Señora de Altagracia’ de la localidad de Manzanares, donde fue atendida en el Servicio de .