Las siete escuelas municipales de verano puestas en marcha por el Ayuntamiento, cierran el viernes su actividad con un balance “muy positivo porque se han cumplido los objetivos para las que fueron creadas, ofertar un espacio de ocio educativo en verano y ayudar a conciliar la vida laboral y familiar” en palabras de la concejala de Educación.

, ha manifestado “que hemos dedicado nuestros esfuerzos a un proyecto muy demandado por las familias, que seis años después de su creación está plenamente consolidado”.

En este balance de fin de curso, Sancho ha destacado que este verano de 2010, se han duplicado las escuelas infantiles, ha habido programas de orientación, técnicas de estudio, extensión educativa y de ocio, así como clases de español para inmigrantes (especialmente para la comunidad china), talleres de lengua de signos, música, danza, risoterapia, entre otros y se han trabajado valores como la solidaridad, la integración, la creatividad y la autoestima.

Además, se han desarrollado con total normalidad y con ausencia de incidentes y accidentes.

En este “proyecto ambicioso”, en palabras de la edil, y para el que el Ayuntamiento ha destinado 81.400 euros, y 13.200 euros la Junta de Comunidades, han trabajado un total de 165 personas repartidas en las siete escuelas de verano que han atendido a 1.100 alumnos en julio y a 520 en agosto.

A este respecto Carmen Sancho  ha destacado “el gran esfuerzo económico del Ayuntamiento en un año de crisis” y ha agradecido la labor de los colaboradores: Impefe, Sepecam, Consejería de Educación, Concejalías de Consumo, Sostenibilidad y Bienestar Social, , Leclerq, la Mezquita, a los directores de los centros escolares donde se han ubicado las escuelas, a los trabajadores y monitores, y en especial a las familias “por confiar un año más en el Ayuntamiento de Ciudad Real“.

La concejala de Educación se ha mostrado también muy satisfecha “porque se han atendido y se ha dado satisfacción a las necesidades y demandas de las familias” y por ese mismo motivo, ha mostrado su confianza en el que próximo verano continuen “porque son útiles y necesarias“ expresando su deseo de que colaboren en este programa más instituciones, entidades y empresas.