De hecho, se remonta al año 1725 cuando la talla de Jesús Nazareno —realizada por Antonio Illanes— recorría durante el quinto domingo de Cuaresma el ya desaparecido Convento de los Padres Dominicos. A diferencia de la salida procesional que realiza la cofradía ciudadrealeña durante la madrugada del Jueves al Viernes Santo en ésta los hermanos visten traje oscuro y los niños se integran dentro de un numeroso cuerpo de monaguillos.

Según ha informado la Hermandad en un comunicado, el paso de misterio es portado a costal por una cuadrilla compuesta por 54 hermanos. Una de las novedades de este año es la restauración completa del juego de seis ciriales realizada en los talleres sevillanos de los hermanos Delgado.

El acompañamiento musical por quinto año consecutivo correrá a cargo de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares (Jaén), una de las formaciones más importantes del país. La Pasión de Linares estrena una marcha a la imagen de Jesús Nazareno, compuesta por el músico granadino . Una pieza cargada de matices, melódica y sin partes repetitivas que se convierte en la cuarta composición dedicada al Titular.