La detención se produjo después de que unos agentes que se encontraban en la calle Vicent Torrent de Valencia realizando servicio de prevención de seguridad ciudadana vieron a un hombre que al percatarse de la presencia policial cambió de dirección de forma “brusca”. Por ello, procedieron a su identificación y localizaron entre sus pertenencias dos tarjetas de crédito de una entidad bancaria a nombre de una mujer.

Los agentes comprobaron la identidad del sospechoso y averiguaron que tenía en vigor cuatro reclamaciones judiciales, un ingreso en prisión y una búsqueda policial, donde figuraban las dos tarjetas bancarias localizadas entres sus efectos como denunciadas por un presunto delito de estafa. En este sentido, tres de las cuatro reclamaciones judiciales eran por estafa.