Conocida científicamente como neuropatía óptica glaucomatosa, la glaucoma se caracteriza por no dar síntomas hasta momentos muy avanzados, cuando existe una grave afectación de la función visual, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Los profesionales de este servicio han añadido desde hace un año esta nueva cirugía que está dando “excelente resultados”, el implante de un microtúbulo de colágeno para el tratamiento de glaucomas de ángulo abierto en fases iniciales de la enfermedad.

Uno de los grandes objetivos de estos facultativos es controlar la tensión intraocular de los pacientes para detener la progresión de esta enfermedad. Y es que tener elevada la tensión ocular es uno de los factores de riesgo más importantes, según explica el doctor , que precisa que el diagnóstico precoz es “fundamental para preservar la función visual y calidad de vida” de los pacientes.

En su opinión, todas las personas que superen los 40 años deberían someterse a una exploración oftalmológica para poder establecer un diagnóstico y tratamiento precoces.

El tratamiento tanto médico como quirúrgico persigue el control de la tensión intraocular para detener la progresión de la enfermedad. Entre las novedosas cirugías que se realizan en Mancha Centro, el doctor Zarco Tejada destaca la trabeculectomía, la esclerectomía profunda no perforante (la empleada en la mayoría de los casos), la trabeculoplastia selectiva (con láser), microimplantes metálicos e implantes valvulares (tipo válvula de Ahmed).