El Servicio de Hostelería del Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, cumplirá este verano su primer aniversario ofreciendo un servicio de calidad a los usuarios en las nuevas instalaciones de la Cocina construidas dentro del proyecto de ampliación y reforma llevado a cabo por el SESCAM en este centro sanitario.

El Gobierno regional ha dotado al hospital manzanareño de una nueva Cocina de 500 metros cuadrados de superficie y con una estructura moderna que le ha permitido contar con dos circuitos diferenciados (sucio y limpio) que son garantía de seguridad para la higiene alimentaria y muy necesarios a la hora de evitar contaminaciones e intoxicaciones.

Concretamente, el circuito de sucio es por donde entra la materia prima y se almacena en las cámaras frigoríficas, mientras que en el de limpio es donde se manipulan y condimentan los alimentos, finalizando con el emplatado y servicio a los pacientes, para posteriormente retornar a la zona de lavado.

Además del incremento de superficie con respecto a las antiguas instalaciones, mediante una inversión superior a los 500.000 euros el Gobierno regional ha dotado a la Cocina del hospital manzanareño con equipamiento de última generación que facilita día a día el trabajo que realizan los tres cocineros, once pinches y el jefe de cocina que conforman su plantilla perteneciente al SESCAM.

El Servicio de Cocina del Virgen de Altagracia está compuesto por una instalación de frío formada por seis cámaras frigoríficas destinadas cada una de ellas a diferentes productos alimenticios; por cuartos de frío de preparación y manipulación, inexistentes en las antiguas dependencias; y una zona de cocción con hornos inteligentes y abatidores de temperatura.

Del mismo modo, cuenta con una zona de emplatado dotada de una cinta distribuidora de bandejas que ha permitido mejorar el servicio en tiempo y calidad; una zona de lavado de material dotada de un lavavajillas con capacidad de lavado de 3.000 platos a la hora; así como instalaciones para uso exclusivo del personal del servicio (vestuarios y estar).

Satisfacción de los usuarios

Con el objetivo de mejorar el servicio que se ofrece a los usuarios, el departamento de Hostelería del Hospital de Manzanares realiza periódicamente una encuesta a los pacientes que lleven ingresados como mínimo una semana, que son seleccionados aleatoriamente de las diferentes unidades de hospitalización del Virgen de Altagracia.

La última encuesta, realizada el pasado mes de marzo, pone de manifiesto la elevada satisfacción de los usuarios con el citado servicio ya que el 90,22 por ciento de ellos respondió positivamente a cada una de las 12 preguntas del cuestionario, referentes, por ejemplo, a la presentación de la comida, la calidad de los productos y materias primas, la limpieza de la vajilla o la variedad de los menús.