Las jornadas comenzarán a las 17.00 horas, en el Frontón Cubierto del Polideportivo Puerta de Santa María de Ciudad Real, y reunirán a unos 200 alumnos procedentes de quince institutos de la región. Las competiciones se celebrarán en paralelo y culminarán a las 19.30 horas con la entrega de premios, según ha informado la UCLM en nota de prensa.

La competición de visión por ordenador que se estrena este año retará a los 40 alumnos inscritos, procedentes de ocho institutos, a conseguir que un ordenador equipado con una cámara sea capaz de localizar, el mayor tiempo posible y de forma automática, una serie de pelotas de diferentes tamaños y colores en la escena vigilada. De forma previa, los alumnos han tenido que desarrollar una serie de aplicaciones para poder llevar a cabo este juego.

La de visión por ordenador no será la única novedad de las jornadas, ya que la novena edición de las competiciones de robótica trae cambios en su modalidad de robots cuadrúpedos. Ésta será una competición libre, en la que podrá participar cualquier asistente al evento y, si en las anteriores se desarrollaban en formato carrera, en ésta los participantes teleoperarán robots cuadrúpedos que competirán en un partido de fútbol.

Dentro de esta competición, continúan la de robots luchadores de sumo y de rastreadores. En la primera, participarán 60 alumnos de 12 institutos. Los estudiantes, agrupados por equipos, competirán entre sí con el autómata diseñado y programado por ellos mismos. Cada robot luchará por expulsar del tatami al del equipo adversario. En el caso de la competición de robots rastreadores participarán diez institutos con 50 alumnos y utilizarán robots basados en hardware libre y construidos con tecnología de impresión 3D. Esta competición está basada en el clásico juego del parchís, pero en lugar de fichas serán los robots los que deberán llegar a la meta, pudiéndose ‘comer’ por el camino a otros robots.

Por último, la tercera competición de coches eléctricos solares Lego reunirá a 32 estudiantes de ocho institutos. Los vehículos eléctricos provistos con placas solares, diseñados y construidos por los propios participantes, disputarán una carrera a contrarreloj en la que subirán rampas de diferentes desniveles y superarán diversos obstáculos.