En el informe de fiscalización, expuesto ante la Mesa General celebrada este jueves y al que ha tenido acceso , Intervención advierte de que los ayuntamientos deben respetar los límites que cada año se impongan a los incrementos retributivos de los empleados públicos en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que para el ejercicio 2017 establece un tope del 1 por ciento respeto a las retribuciones vigentes a 31 de diciembre de 2016.

En este sentido, la interventora subraya que el importe derivado de la revisión de la RPT —prácticamente un millón de euros— representa el 6,31 por ciento de la masa salarial prevista para este ejercicio, por lo que supera el límite establecido.

En el informe, que no es vinculante y se reconoce “sometido a otro mejor fundado en Derecho”, Intervención esgrime otros fundamentos jurídicos y legislación aplicable que justifican, a su juicio, el pronunciamiento desfavorable.

Así, señala que el acuerdo de la Mesa General de Negociación de 12 de abril no incluyó una valoración individualizada de cada puesto con carácter previo, por lo que puede considerarse un “mero acuerdo de partes negociadoras” que deriva en una “pseudoaplicación genéricamente pactada”. Asimismo, resalta que una adecuación retributiva de carácter singular, excepcional imprescindible no queda suficientemente motivada “ni puede hacerse extensiva a la globalidad o a la mayoría de los puestos de trabajo del Ayuntamiento”.

La interventora concluye aseverando que la utilización del procedimiento de modificación de una Relación de Puestos de Trabajo como vía para conseguir el incremento de las retribuciones del conjunto de los empleados públicos de una entidad local por encima de las limitaciones establecidas por las leyes de Presupuestos Generales del Estado puede ser “incardinable” en el concepto de “fraude de ley” y “desviación de poder” del marco jurídico y constitucional vigente.

AMENAZA DE HUELGA GENERAL

Antes de conocer estas conclusiones, los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y SPL, miembros de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Puertollano, solicitaron un pleno extraordinario en agosto que aborde la subida salarial acordada entre la administración local y los representantes laborales de los funcionarios, en el marco de la revisión de la Relación de Puestos de Trabajo.

Por su parte, el Sindicato de (SPL) amenazaba con el planteamiento de una huelga general de funcionarios en el Ayuntamiento de Puertollano si el equipo de Gobierno y el pleno de la corporación no acceden a aprobar “sin demora” la RPT.

La valoración de plazas de la nueva RPT propone una subida salarial de entre 170 y 200 euros mensuales para la plantilla de la Policía Local, cuya revisión de puestos comenzaría antes que la del resto de grupos “como gesto de todos los sindicatos y la administración, en aras al interés general”, según reza el acuerdo.

La propuesta de revisión contempla subidas salariales mensuales de 126 euros para jefes de servicio , 123 euros para jefes de sección A1, 116 euros para el grupo A1, 119 euros para el jefe de sección , 115 euros para el grupo A2, 112 euros para el grupo , y 105 euros para los grupos y E.