La investigación comenzó cuando los agentes del (seprona) de Ciudad Real tuvieron conocimiento de dos posibles casos de maltrato animal. Se trataba de explotaciones ganaderas en las cuales las personas titulares de las mismas, tenían a los animales de su explotación en claro estado de abandono, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Animales muertos (ovejas, burros, perros, etc), se acumulaban en las explotaciones, llegando al extremo de que por parte de otros animales, perros y gatos principalmente, se comían los restos.

También se ha procedido al rescate de varios cachorros de perro que han sido recogidos por la protectora de , animales que sin la rápida intervención de las patrullas del Seprona hubiesen tenido una muerte segura.

TRES INVESTIGADOS

Las personas presuntas autoras de los delitos han sido investigadas como responsables de los delitos de maltrato de animales domésticos con resultado de muerte, todo ello en virtud de la normativa vigente en el código penal.

La Guardia Civil señala que este tipo de actuaciones se complementan con otros resultados positivos que el Seprona está logrando en la provincia en el ámbito de la protección de animales domésticos y control de explotaciones ganaderas.

Tal es el caso del esclarecimiento del robo de unos podencos ocurrido el pasado mes de septiembre, animales que fueron localizados en una explotación sita en Bolaños de Calatrava.

En este último caso se produjo la imputación del presunto autor gracias a la colaboración ciudadana, procediéndose tras el esclarecimiento de los hechos a la devolución de los animales a su legítimo propietario.