Esta declaración se produce cuando la empresa , concesionaria del transporte sanitario en la provincia de Ciudad Real, ha comunicado el comienzo de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectará a la totalidad de la empresa, con unos 450 trabajadores de ambulancias, según ha informado la formación de izquierdas en nota de prensa.

Ante esta situación, el coordinador regional de IU en la región, , ha declarado que su formación política es la única que no ha querido mejorar los contratos con esta empresa privada, sino que pretende recuperar el servicio para que la sea la propia Junta de Comunidades la que gestione el transporte sanitario en la región.

“Ya avisamos que era preferible utilizar los más de 250 millones de euros que se gastaban en este contrato en gestionarlo directamente”, ha comentado Crespo, a lo que ha añadido que los trabajadores de estas empresas, en su mayoría UTE, han visto “resentidas” sus condiciones laborales.

El líder de la formación de izquierdas ha recordado que en la licitación del contrato se premiaba la “oferta a la baja”, lo que quiere decir que “se quedaban con el servicio por menos dinero y sin tener en cuenta el reciente aumento del Salario Mínimo Interprofesional, con lo que ahora la Junta de Comunidades no va a poner más dinero encima de la mesa para solventar este problema y nos tenemos que tampoco lo vaya a hacer las empresas concesionarias”.

Crespo ha subrayado que la Junta de Comunidades tiene la capacidad de gestionar directamente el transporte sanitario en la región “sin necesidad de regalar esos millones a ninguna empresa y sin que las condiciones laborales de los trabajadores se vean perjudicadas”.

Izquierda Unida ha expresado su apoyo a los 450 trabajadores afectados por el ERTE en la provincia de Ciudad Real y se ha ofrecido a secundar sus movilizaciones ante este conflicto laboral.