Romero ha explicado además las razones que les llevaron a rechazar esos presupuestos. Entre otras, la negativa de la alcaldesa a dialogar con esta formación política para intentar solucionar las “deficiencias” que presentan, según ha dicho.

Los miembros de Izquierda Unida han criticado que el acuerdo de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) “sólo recoja por escrito la propuesta de catalogación de los doce trabajadores de la extinta ” y que “el resto de compromisos sólo sean de palabra”.

Por este motivo, se quejan igualmente de que este documento “no contemple el 50 por ciento del abono de la paga extraordinaria de los funcionarios de 2012” o que “haya empleados en este consistorio desempeñando funciones de una categoría superior”, así como que no haya promoción interna.

Otra razón por la que la asamblea de Izquierda Unida no está de acuerdo con los presupuestos es porque los beneficiarios de los planes de empleo no estén remunerados en la misma medida que el resto de trabajadores que desempeñan las mismas funciones y en ese sentido.

Jaime Romero ha recordado que existe Jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que entiende que desarrollando una misma función y retribuyendo por ello menor salario, se vulnera el Estatuto de los trabajadores. Al respecto, ha indicado que el Ayuntamiento de Manzanares “ha sido condenado por esta práctica que es ilegal”.

El coordinador local ha asegurado que “no hay diferencias internas en el partido” y que Izquierda Unida “nunca ha ido con el no por delante”, pero ha lamentado “no encontrar ese talante negociador en la alcaldesa”, así como que “se nos haya tratado como de segunda al no dejarnos el 100% del presupuesto antes”.

No sólo Izquierda Unida no tuvo la documentación completa, sino que según Romero, su concejal tampoco dispuso de toda ella hasta el momento en el que la tuvieron los grupos de la oposición, por lo que “no entiendo que defendiera el presupuesto en el pleno cuando no disponía del 90 por ciento de los documentos”.

A García, su coordinador local le ha recordado que la “es soberana” y que “el cumplimiento de su decisión no es una anécdota, es obligado, por lo que no entiendo la distinción que hizo en el pleno entre lo que él pensaba y el hecho de que tenía que negarse porque su asamblea así se lo ha dicho”.

Romero ha insistido en que “cuando IU toma una decisión colectiva, por coherencia con los estatutos, aunque una persona se haya manifestado en contra a nivel interno, debe hacer propia la común”. Como ejemplo de ello, ha dicho que “cuando se votó el acuerdo de gobierno entre IU y PSOE, yo no estaba de acuerdo y finalizada la asamblea, llevo 17 meses defendiendo el acuerdo como el que más”, ha subrayado Romero.

El máximo dirigente local de IU ha lamentado que el portavoz socialista, cuestionara la validez de la decisión de la asamblea por estar tomada por trece personas, porque “es una cifra similar a la que decidió apoyar el pacto de gobierno con el PSOE y en ese momento no lo cuestionó”. A la pregunta de si “han perdido la confianza en su concejal”, Jaime Romero ha respondido que “no está bien hecho lo que hizo, pero la decisión será sometida al consenso de la asamblea que decidirá las acciones a llevar a cabo”.

Por su parte, Pedro Mellado ha calificado de “razonable el talante positivo y negociador de IU que se ha chocado contra un muro como el del PSOE” y ha afirmado que su formación política cree en la “radicalidad democrática”, por eso no ha entendido la postura adoptada por el concejal Antonio Jesús García, ya que “cuando se es cargo público no sólo se representa a los vecinos, también a su organización” y “hay veces que las decisiones de la asamblea no se comparten, pero a ninguno se le tiene que ocurrir cuestionar la decisión soberana de su asamblea, por lo que lamento que haya habido que esperar a una rueda prensa para mostrar la opinión de IU, que es la que debería haberse escuchado en el pleno y no la personal de un concejal”, ha concluido.