En el caso de Castilla-La Mancha, se ha puesto sobre la mesa la situación y necesidades de para determinar qué tipo de financiación y actuaciones se hacen necesarias para una justa transición y desarrollo sostenible de la comarca minera.

A lo largo de la reunión, entre las administraciones autonómicas y la estatal, se acordó trabajar en el acuerdo marco minero para ejecutar 2019-2027, en dos líneas, una a medio y a largo plazo y otra más inmediata para aplicar de manera más urgente en las comarcas más necesitadas, ha informado la Junta en nota de prensa.

Se trata de un plan de acción urgente, consensuado con las propias comarcas, que incluirá un plan de restauración de explotaciones mineras y un plan de desarrollo de energías renovables y eficiencia energética.

El y el sector de la minería del carbón han firmado un acuerdo para la transición justa y el desarrollo sostenible de las comarcas mineras al que se destinarán 250 millones de euros al apoyo de iniciativas empresariales y de desarrollo de las comarcas mineras afectadas.