Desde ayer jueves 3 de septiembre, se puede visitar la exposición de fotografías a través de la cual se puede conocer un poco más a fondo la historia del Municipal de . Un edificio que fue construido a mediados del siglo XIX, en concreto en el año 1863, y que tuvo desde su creación una eminente función teatral, si bien es cierto que a lo largo de su vida ha albergado todo tipo de espectáculos, hasta el extremo de ser dedicado como sala de producciones cinematográficas en los años 50 del pasado siglo. El visible deterioro del edificio obligó a su cierre en los 70, y fue en 1989 cuando el conocido y recordado arquitecto Miguel Fisac dirigió el proyecto de restauración que lo dejó útil para acoger los múltiples espectáculos y actos que sobre su escenario tienen lugar.

Pero tal y como cuenta Chelo Molina, quien trabaja en el Teatro Municipal desde hace 21 años, también albergó durante un tiempo algunas exposiciones con fondos del Museo Nacional del Teatro en la sala de conferencias. Un espacio que en agosto de 2007 quedó destrozado tras la caída del hastial de la fachada sobre su techo, a consecuencia de un terremoto que se dejó notar en la ciudad encajera. Las obras de restauración llevadas a cabo el pasado año han dotado al espacio de una nueva cubierta y una serie de reformas internas que le dan la bella imagen actual, reformas que seguirán este invierno con la renovación de los camerinos y algún que otro retoque más en la zona de acceso.

La exposición muestra imágenes de todas sus épocas, tanto de la fachada como del interior del espacio, y se puede vislumbrar la metamorfosis sufrida hasta hoy. Chelo, la fiel protectora del Teatro Municipal, se queda con tres imágenes en especial. Una de ellas es la de las pinturas originales del techo, por su colorido y surrealismo. La segunda, la de la fachada primitiva, muy parecida a la que podemos ver hoy día. Y en tercer lugar, la imagen del telón de boca que también guarda mucha similitud con el actual.

Esta muestra de imágenes, organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almagro, también recoge algún cartel anunciador, como el de unos carnavales de finales del siglo XIX, cuya programación, toda desarrollada en el Teatro Municipal, despertará cuanto menos la curiosidad de los visitantes. Las fotografías se encuentran distribuidas entre el vestíbulo de entrada y el pasillo de la planta baja, y pueden ser visitadas de martes a viernes de 10 a 14 horas, y de 17 a 20 horas por la tarde.

También los sábados, en el mismo horario por la mañana y hasta las 19 horas por la tarde. Y por último, los domingos de 11 a 14 horas, tan sólo por la mañana. Permanecerá abierta hasta el 31 de octubre, y los almagreños pueden acceder de manera gratuita.

La propia Chelo Molina invita a quienes tengan imágenes y documentos relacionados con el Teatro Municipal, a que las presten para poder ampliar y enriquecer la exposición, teniendo claro que tras ser escaneadas, si es posible, ó expuestas, serán devueltas a sus dueños.