Así lo ha confirmado el delegado del Gobierno, preguntado por los medios, durante su visita el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer.

Labrador ha indicado que los restos del lince que se encontraron evidenciaban que “había sido atacado por otro animal”. “No se descarta que fuera atacado por otro lince porque estaba en periodo de celo”, ha defendido.

Según informó este miércoles Iberlince, de momento se desconoce la causa de su muerte. El cuerpo ha sido trasladado al ‘El Chaparrillo’ donde se le realizará la necropsia.