Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de , y , , de manera previa a este encuentro, que ha tenido lugar en la localidad ciudadrealeña de ante los representantes del sector del vino. Se trata de “un foro de intercambio de opiniones en el que se toman decisiones orientadas en la apuesta por la estrategia de la calidad”.

Y es que “una botella con indicación geográfica, con denominación de origen, aporta más valor añadido y más renta y hace que nuestros viticultores tengas explotaciones más rentables”, ha dicho el consejero.

Martínez Arroyo ha resaltado que en el Plan estratégico del sector vitivinícola en el que se refuerza la apuesta de la calidad, existen medidas que afianzan esta línea de trabajo como son el pago diferenciado o la apuesta por variedades demandadas por los mercados.

Además de esta propuesta, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha referido en la reunión a la viabilidad de la propia Fundación, indicando que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha hecho una propuesta en colaboración con la Interprofesional del Vino de España para que la campaña de promoción de la cultura del vino se realice a través de la propia , ya que “es la forma de hacerla viable”.

En relación al consumo del vino también ha recordado que “Castilla-La Mancha es la región con el menor consumo per cápita” y esta situación “hay que cambiarla” y para ello es necesario, ha insistido, en concienciar sobre sus beneficios, siendo “esencial en la Dieta Mediterránea”.

“Tenemos que presumir de ello”, ha dicho, y esto será algo que se desarrolle con la campaña de la cultura del vino, que será “el primer impulso” y que deberá tener una “continuidad” para que “el sector del vino tenga una herramienta como ésta, que es muy importante para el Gobierno de Castilla-La Mancha”, ha finalizado.