“No quiero tomarme la revancha ni con Pedro Sánchez ni con Susana Díaz, y ese voto útil irá al que gane”, ha enfatizado el candidato, quien ha asegurado que si se convierte en secretario general del PSOE “sentará” a los otros dos candidatos para decirles que “se acabó la broma” y proponer la integración “para compartir una ejecutiva y definir un proyecto colectivo”.

En caso contrario, si su candidatura no sale elegida, ha aseverado que se pondrá a disposición del ganador “para integrar de verdad al conjunto del partido socialista”.

En declaraciones a los periodistas realizadas este lunes momentos antes de participar en un acto en la sede del PSOE de (Ciudad Real), López ha subrayado que el verdadero voto útil en las primarias socialistas es el que “salve al PSOE”.

Arropado por los dirigentes de las ejecutivas socialistas en la localidad y en la provincia de Ciudad Real, López ha insistido en que el propósito de su candidatura es unir al PSOE “porque la unidad no es una opción, es una obligación”. “El socialismo español ha estado jugando demasiado al enfrentamiento, a armar ejércitos para ver cómo nos pasamos a cuchillo, y esto no puede ser; la división es suicida”, ha señalado.

A su juicio, el PSOE debe estar unido a partir del 22 de mayo para volver a ser una “esperanza social”, decidir las alternativas a las políticas del , “concitar la mayoría de los progresistas” y evitar lo que ha pasado con el socialismo en otros países europeos, “donde partidos con la misma tradición que el español se han convertido en irrelevantes”.

Patxi López ha llegado a Puertollano acompañado de la alcaldesa de la ciudad y presidenta del PSOE local, Mayte Fernández; del presidente de la Diputación de Ciudad Real y secretario provincial del PSOE, ; y de la diputada nacional y secretaria general del PSOE de Puertollano, ; entre otros representantes y militantes que han abarrotado el salón de actos de la sede puertollanera.