“Hay 76 poemas que no están fechados, tengo la mala costumbre de no hacerlo ni de hacer anotaciones o referencias, por lo que no están en orden cronológico y son fruto de una selección subjetiva” ha indicado el poeta, quién ha preferido dejar al lector la potestad de analizar y descubrir los poemas escritos a lo largo de una vida entera.

RELACION INTERMITENTE CON LA POESIA

El escritor Piedrabuena ha sido el responsable de presentar el libro de Hervás, compuesto por 76 poemas seleccionados de una amplia colección que ha surgido “a lo largo de su intermitente relación con la poesía”

Caro ha señalado que el poemario de Luis Hervás tiene varios planos de intersección con su novela, “El azar de los caminos”, ya que ha destacado que plantea los con el hombre como conciencia y el tiempo como problema, esa “emboscada a la que solemos llamar vida”.

Ha detallado que no importa el momento en el que se escribieron porque tienen como nexo común que sitúa al hombre en el punto exacto del conflicto del aquí frente a la nada y dónde solo se puede encontrar salida en el amar y ser amado “antes de que el azar nos venza”.

Por su parte, el prologuista y editor de la Biblioteca Añil Literaria de Almud, ha destacado que la poesía no es fácil pero el de Luis Hervás es “transparente, sencillo y limpio”, recalcando que “sencillo no es sinónimo de simple” porque su poesía es de gran calidad.

Ha concluido la presentación del libro con la lectura de dos de los poemas del libro “Por el azar vencido” por parte de la mujer del autor, Consuelo Villar Molina, quien visiblemente emocionada ha seleccionado “Tristeza” y “Darte”.