En una entrevista a Europa Press, la candidata ha explicado que representa un proyecto nacido ante el “inmovilismo” que ha venido padeciendo la localidad durante los últimos años y ha asegurado que su formación viene a aportar ideas, soluciones y propuestas que permitan avanzar en respeto y en igualdad.

Ha puesto como aval que en su equipo no hay ningún político. “Todos somos profesionales de diferentes ramas y con experiencia profesional y personal distintas”, ha añadido, afirmando que creen en la diversidad “porque esta siempre suma” y ha opinado que el problema del político se produce cuando solo se sabe ser eso, político, y de ahí que su equipo “provenga de la sociedad civil”.

“El inmovilismo solo trae problemas”, ha asegurado, añadiendo que “dejar pasar el tiempo ante los problemas no los va a arreglar”.

En su opinión, un equipo de Gobierno no puede estar tres años inmóvil y ahora en seis meses, asfaltar algunas calles y pintar líneas de paso de peatones.

Por el contrario, “tiene que apretar el acelerador durante los cuatro años de la legislatura y no aferrarse al victimismo de la herencia recibida porque en dos legislaturas se pueden arreglar muchos de los problemas que tiene la localidad”, ha concluido.

Como primera medida urgente si llegan a la Alcaldía, ha propuesto la realización de una auditoría contable para determinar el estado financiero real de la administración local, así como la revisión de los contratos en vigor, para comprobar su cumplimiento y en su caso actualización.

También ha considerado fundamental impulsar el sector agrario y ganadero, “pilar fundamental de la economía local”, con medidas para dinamizarlo, al igual que el turismo de interior, poniendo énfasis en el patrimonio, cultura y gastronomía.

Para ello propone una concejalía específica que suponga un enlace real con las administraciones provincial y regional, en aras “de activar un plan urgente de desarrollo económico y empresarial para La Solana”, pues, ha advertido, el municipio está empezando a perder juventud y eso es “una alerta de que no se está haciendo todo lo posible”.

“EL POTENCIAL DE LA SOLANA RADICA EN SU GENTE”

En materia de empleo, en primer lugar ha explicado que sería necesario adaptar los polígonos y espacios para hacerlos atractivos a las empresas, dándole continuidad a la trama urbana (conexiones, accesos, servicios), estudiando la posibilidad, por ejemplo, de alguna bonificación fiscal en el ICIO.

En segundo lugar, ha considerado fundamental buscar empresas relacionadas con la actividad económica de la zona (principalmente agroalimentarias) y, posteriormente, crear un programa de formación para los jóvenes y desempleados, para que puedan trabajar en esas empresas que se instalen. Y es que, en su opinión, el potencial de su pueblo radica en su gente: “valiente, trabajadora y emprendedora”.

Bajar el IBI y eliminar las plusvalías, que como consecuencia del fallecimiento, tienen que liquidar los herederos, hasta primer grado directo, son algunas de las propuestas lanzadas desde la candidatura de Ciudadanos en La Solana materia de política fiscal.

En esencia, ha explicado su líder, analizarán la viabilidad de bajar los impuestos “en la medida que se pueda”, pues “el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los contribuyentes, en el bien entendido de que la gente cuando tienen un euro de más, sale más, consume más y eso repercute indirectamente en la económica local”.

APUESTA POR UN URBANISMO DE CERCANÍA Y SOSTENIBLE

En cuanto al desarrollo urbanístico de su municipio, Márquez ha explicado que deben de partir de un “urbanismo de cercanía”, no de crecimiento y expansión como hace unos años.

Por ello, ha considerado que deben insistir en la rehabilitación y regeneración urbana como reposición de firmes, peatonalizaciones favoreciendo las áreas de centralidad y comerciales, mejorar la accesibilidad, la protección y mejora de los bienes catalogados como Bienes de Interés Cultural en el Plan de Ordenación Municipal, entre otros.

A esto se añade, ha continuado, la apuesta por un urbanismo sostenible, y ello implica, potenciar un programa de eficiencia energética en el alumbrado público, así como en los edificios e instalaciones municipales, estudiar la posibilidad de realizar una red separativa de pluviales, incrementar la dotación pública de aparcamiento en el centro de la localidad, utilizando para ello infraestructuras municipales, potenciar y preservar las zonas verdes y recuperación de espacios libres, para ocio y esparcimiento familiar, estudio y soterramiento de los contenedores, estudio y mejora del servicio de saneamiento.

“FOMENTAREMOS EL VOLUNTARIADO JOVEN”

Una de las preocupaciones de la formación naranja en La Solana es el empleo juvenil, por lo que ha explicado su candidata, en materia de formación, van a luchar por la incorporación de nuevas modalidades de Formación Profesional, fomentarán el asociacionismo deportivo, implementando programas deportivos y culturales para los jóvenes los fines de semana y verano, logrando así la implicación de los mismos en las actividades de La solana, con un programa de fomento del voluntariado joven (entre otras medidas) que incentiven su participación, premiando su colaboración altruista.

En materia de cultura, la líder de Ciudadanos ha declarado a su formación como defensores de “su” Género Lírico por excelencia: La Zarzuela. Como reflejo de esto tienen la intención de crear una fundación para la difusión de la misma con sede permanente.

Y que esta fundación, en colaboración con las asociaciones locales respectivas, gestione actos, eventos y promociones culturales durante todo el año, como, por ejemplo, retomar representaciones al aire libre en la plaza de toros, entre otras.

También quieren fomentar las fiestas de siempre, actividades culturales como teatro, conciertos, festivales “que den nombre a la localidad y mejore la oferta de ocio entre los vecinos”.

A la hora de buscar posibles pactos de gobierno, la líder solanera de Ciudadanos prefiere esperar a los resultados, pero no obstante si hay que hablar de ello sería programático. “No tenemos líneas rojas para las personas, sino para los programas porque el bienestar de los vecinos está por encima de las siglas de los partidos”.