“Después de tantos años trabajando por Valdepeñas, sé que tan urgente es cambiar el cubo de basura que está debajo del balcón donde está un paciente con una enfermedad, como abrir un espacio público para los niños o traer una empresa a la localidad, por poner tres ejemplos muy dispares. Quiero decir que no tengo ninguna prioridad específica, sino que para mi la prioridad es Valdepeñas en su conjunto y atender todas las necesidades que tengan los vecinos”.

Martín, en una entrevista con Europa Press, ha destacado que generar inversión pública, “como este Ayuntamiento ha hecho en los últimos años”, es una de las pocas medidas que en materia de empleo puede adoptar un ayuntamiento ya que, “prometa el candidato de Valdepeñas lo que prometa, son cero en materia de empleo las competencias municipales”.

Por eso Martín se ha centrado en estos años en la generación de inversión pública “porque en la medida que empiezan a trabajar empresas para la administración se generan empleos y, moviendo el sector terciario del comercio y la construcción, circula la riqueza”, y ello sin olvidar que se han acogido a todos los planes de empleo y que se ha destinado un millón de euros para la formación de los jóvenes que se quedaron “colgados del aciche y que están incapacitados para incorporarse a un mercado que no pide músculo físico sino intelectual”.

PROMOCIÓN DEL SUELO INDUSTRIAL

Sobre lo que tampoco tienen competencias directas los ayuntamientos es sobre la promoción industrial, porque depende directamente de SEPES y se rige por precios públicos, pero sí puede contribuir a atraer empresarios a través de medidas que Jesús Martín ya ha puesto en marcha y mantendrá como eximir del impuesto de construcciones e incentivar el IAE hasta donde la ley permite y en función de los empleos que generen.

Y es que en materia de fiscalidad, como ocurre con esa modificación del IAE, Valdepeñas tiene ventajas como, explica el candidato del PSOE en Valdepeñas, la filosofía de “un ciudadano, una vivienda y un recibo” que ha conllevado la eliminación de la tasa de basura, “que si viene otro la volverá a poner”; la de apertura de oquedades a la vía pública; la de escaparates; la de tenencia de animales caninos; y la del subsuelo, que es la que va asociada al alcantarillado.

“Lo agrupamos todo en un impuesto, el IBI, de forma que lo que una vivienda genera va en un impuesto. Y un IBI del que, además ya se ha bajado un 10% la ponencia que estaba al alza desde el boom inmobiliario pero el propio mercado la ha regulado y está en el 0.76”, ha afirmado.

Por este motivo, Martín se muestra tajante al aseverar que “gobierne quien gobierne, hay impuestos que, en caso de que se quisieran tocar, debería ser al alza porque nosotros los tenemos en la base y no se pueden bajar como es el caso del impuesto de circulación. Además, el margen fiscal en Valdepeñas para mantener los servicios que nos demandan los ciudadanos ya está muy ajustado y no se pueden hacer milagros se prometa lo que se prometa”, ha afirmado.

Lo que se podía hacer, y se ha hecho, recuerda el candidato a la reelección como alcalde, es compensar los precios públicos pese a que la ley del equilibrio presupuestario entiende que las tasas tienen que cubrir el costo del servicio, “pero en Valdepeñas no cubren en muchos casos —como las deportivas— ni el 25%, pero es cierto que de nuestros superávit suplimos eso que el ciudadano no paga. No obstante, no se deberían aminorar por una cuestión de justicia social, ya que bajarlo sería un agravio para el conjunto de los valdepeñeros, que pagarían el 100% de los servicios que no utilizan todos”.

URBANISMO

Tras recordar que Valdepeñas ya cuenta con un Plan de Ordenación Municipal a 25 años vista más allá de modificaciones puntuales, una de las medidas de las que más orgulloso se siente como alcalde es “de una que no se ve”, concretamente de las obras del canal “porque cuando yo llegué a Valdepeñas estaba abierta una cicatriz con 21 muertos por una riada”.

“Pero en 16 años ya ha habido dos ocasiones en las que ha caído casi tanta agua como en 1979 y en Valdepeñas no ha pasado nada, es decir, no ha habido daños humanos ni materiales que lamentar gracias a las obras que realizamos”.

En materia de juventud, Jesús Martín aboga por contar con los jóvenes para desarrollar las políticas que más les interesen a ellos, al margen de los programas de formación para facilitar su incorporación al mercado laboral.

Y en el caso de la cultura, recuerda que Valdepeñas en un referente cultural en la provincia, cubierta al 100% en materia de infraestructuras, y que tiene una de las mejores certamen Internacional de Artes Plásticas.

“Siempre se podrá mejorar o ampliar pero también depende de la demanda del ciudadano, pero sí hay un eje transversal de la cultura, que a nosotros nos ha funcionado, que es trabajar con todos los creadores de la localidad para ayudarles a crear un espacio donde realizarse”.

ADVERSARIOS Y PACTOS

Finalmente, y cuestionado sobre los adversarios políticos y los posibles pactos, Jesús Martín muestra su máximo respetos a sus oponentes en las urnas porque, “como dice y el refrán y entiéndase bien, el burro es de donde pase no de donde nace”, ha afirmado.

“No voy a evaluar los valores que los partidos han visto en ellos para colocarlos como cabeza de lista; y salvo dos casos, no los conozco de que tengan una actividad social, por lo que no puedo valorarlos”.

En el caso de los pactos asegura que no los contempla porque sale a ganar y lo demás lo deja a merced “de la sabiduría del pueblo”, si bien no se aventura a hacer un pronóstico electoral más detallado porque “empíricamente, viendo como funciona la ley d’Hont con los restos y habiendo siete candidaturas en Valdepeñas, es muy complicado avanzar cómo va a trabajar el voto. “Toda coincidencia con la realidad puede ser pura coincidencia”, ha concluido.