El defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, Cenzano, y el adjunto Primero de la Defensoría, , han presentado esta tarde en la Diputación la iniciativa “El Defensor cercano”, que pretende acercar a la ciudadanía, de manera presencial un lunes al mes, el trabajo diario que realiza la oficina.

Acompañado también por la asesora Carolina Piqueras, Martínez-Cenzano ha comentado que han hecho informes especiales sobre la salud de los menores por el peso de las mochilas que llevan a colegios e institutos y sobre la seguridad en los parques de la región así como un curso para funcionarios.

Centrándose en la propuesta “El Defensor cercano”, ha dicho que el éxito de su función está fuertemente vinculado a la confianza. “Nadie va a presentar una queja sobre un tercero, que suele tener poder, si no confía en la institución ante la que la interpone”, ha dicho.

Así las cosas, Martínez Cenzano ha precisado que, aunque tienen una sede física en Albacete con una dirección postal, una dirección web y un teléfono al que se puede llamar, es necesario lograr más confianza a través de la cercanía. Por tanto, con este proyecto se pretende “que nos vean, que nos miren a los ojos y que aprecien en este proyecto el hilo que nos lleva a confiar en el Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha”.

Además de recoger las quejas de los ciudadrealeños, Martínez-Cenzano, que después del encuentro con los medios ha mantenido una reunión con las asociaciones de la provincia, considera que también es importante facilitar al ciudadano información de manera adecuada, “puesto que así los derechos se entienden y se defienden mejor. Que conozcan el alcance de sus derechos y las obligaciones de las instituciones encargadas de ofrecerlos”.

“Esto es lo que nos ha llevado a tirarnos a la carretera”, ha dicho Martínez-Cenzano, quien ha indicado en otro momento de su intervención ante los periodistas que le preocupa que los ciudadanos sepan que no sólo están en Albacete, sino que, además, lo van a tener en la provincia de Ciudad Real todos los lunes correspondientes a la segunda semana de cada mes. “En esta sede, que nos ha cedido el presidente de la Diputación con tanta hospitalidad, vamos a tratar que nos vean, que nos hablen para que nos den ideas, para trasladar a los colectivos y personas que quieran escucharnos las nuevas normas, órdenes, recursos e iniciativas propias para que se sientan más protegidos”, ha afirmado.

Martínez Cenzano ha anunciado que se trasladarán una vez al mes a las cinco capitales de provincia de la región, a Puertollano y a Talavera de la Reina. Precisamente fue en esta ciudad toledana donde presentaron el proyecto por primera vez la semana pasada, puesto que es la que más lejos está de Albacete, donde está la sede de la Oficina del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha.

Con respecto al número de quejas que se han presentado durante 2009 en Ciudad Real ha precisado que es relativamente bajo en la capital, ya que han ascendido a 22; y en la provincia, donde se han contabilizado 140, se han mantenido.

Ha asegurado que el índice mayor de quejas se tramita en relación a los entornos vinculados a los servicios sanitarios públicos, “que son sobre los que tenemos control”. “Sólo el SESCAM realizó dos millones de actos clínicos al mes, es natural que sea el servicio que más quejas acumula”, ha explicado para referir, seguidamente, que han recibido también quejas

relacionadas con el ámbito del menor, el medio ambiente y los servicios educativos. Además, de cada 100 quejas se aceptan 83, lo que les permite “estar contentos” con el porcentaje.