Dos años en los que ha tenido que manejar “dos crisis de Gobierno”: la retirada de las responsabilidades a los concejales de Equo y la marcha de como concejal de Izquierda Unida, hasta entonces encargado de y . Dos situaciones que podían haber supuesto, en palabras de la alcaldesa, “una parálisis de algunas de las áreas”, que se solventaron con la adjudicación “casi de manera inmediata con el reparto de delegaciones”. “No ha habido un solo momento en que se haya notado que hemos dejado de ser trece y que desde hace seis meses somos nueve”, ha concluido.

Según Melchor, durante estos dos años de legislatura, el equipo de Gobierno alcazareño ha trabajado fundamentalmente basándose en diez principios: desde un punto de vista social “teniendo en cuenta que lo primero son las personas”, se ha trabajado “en lo grande y en lo pequeño” e “intentando recuperar lo perdido”, ha indicado la alcaldesa.

Así como “limpiando, cuidando y manteniendo el pueblo tal y como se merece”, teniendo en cuenta que “hay que contener el gasto intentando aumentar nuestros ingresos” contando, como así ha manifestado la primera edil, con la “complicidad necesaria e imprescindible de los empleados públicos y también de los vecinos y vecinas que se han constituido junto a nosotros en los órganos de participación”.

Melchor ha destacado el trabajo “ejerciendo la participación, la transparencia y recuperando la presencia, el prestigio y la capacidad de influencia en las instituciones supramunicipales” como la Diputación Provincial, la Junta de Castilla-La Mancha y el , instituciones con las que ha resaltado que se tiene “muy buenas relaciones necesarias para sacar adelante los proyectos que este Gobierno quiere poner en marcha”.

El último de estos principios se deriva de “poner los cimientos y los pilares para ser capaces de construir un futuro halagüeño para nuestra ciudad”. Todo ello concluye con el cumplimiento de un 70% del programa electoral, según ha señalado Melchor, que ha destacado la recuperación de servicios perdidos, la “convivencia normal y democrática que siempre ha reinado en esta ciudad y recuperando nuestro sitio”, así como el “trabajo intenso por Alcázar hecho desde la pasión”.

Una pasión que ha compensado, en opinión de la alcaldesa, la falta de mayoría absoluta en el Gobierno municipal, la “enorme dificultad económica porque en las arcas municipales estaban muy deterioradas y casi arruinadas” con una cuenta general que arrojaba “un déficit de 6,5 millones de euros” y “un problema que preocupaba a los vecinos” como era el desempleo.

“La Cuenta General de 2016”, primer ejercicio económico gestionado íntegramente por el equipo de Gobierno socialista, “ha arrojado resultados positivos con un ahorro neto favorable, una capacidad de endeudamiento del 40% y un superávit de 1,3 millones de euros”. Un dinero que, como ha indicado Rosa Melchor, “se ha mirado hasta el último euro a la hora de hacer adjudicaciones, de buscar el mejor precio y las mejores condiciones para todas las compras de los servicios que se han llevado a cabo estos dos años”.

Con unas cifras de paro que afectaba en 2013 a casi 4.000 alcazareños, se ha reducido este número al actual de 2.817 desempleados. Las herramientas empleadas, según la alcaldesa, para paliar esta estadística fue “la aplicación del sentido común, la imaginación y creatividad, y muchas ganas de trabajar por Alcázar”.

A este respecto, Melchor se ha mostrado “satisfecha” con la labor desempeñada por el equipo de Gobierno y los resultados obtenidos. Las primeras medidas que se pusieron en marcha, como así ha subrayado, fue la elaboración de un Plan de Saneamiento Económico que “hubo que conveniar con el para aplicar medidas correctoras al gasto que se estaba haciendo y a la mala gestión de los recursos públicos”.

Igualmente ha apuntado la puesta en marcha de los Planes de Empleo con financiación local, así como con la colaboración con las instituciones supramunicipales cofinanciados con la Junta y la Diputación, y la realización de un Plan de Mantenimiento Urbano que engloba el cuidado de parques y jardines, el entorno urbano o el bacheado, entre otras cosas.

La primera edil ha anunciado la terminación del arreglo del entorno del Pabellón que verá la luz “en una convocatoria extraordinaria” este mes de septiembre y que se “podrá disfrutar con total normalidad en la temporada 2017/2018”.

REMUNICIPALIZACIÓN DE

Respecto a la remunicipalización de la empresa Aguas de Alcázar, Melchor ha manifestado el compromiso del equipo de Gobierno que continuará luchando en el ámbito jurídico, ya que como ha indicado, “en caso de que el dicte una resolución favorable de nulidad de pleno derecho del Pleno de adjudicación, como se ha solicitado, es más que probable que FCC Aqualia vaya a los juzgados”, y si se dicta cualquier otra resolución jurídica, “seríamos nosotros los que iríamos”. Un procedimiento “complicado en el que no nos vamos a rendir y seguiremos luchando del modo más seguro, más garantista, más rápido y más barato para los vecinos y vecinas de Alcázar”.

En el área de Turismo, la alcaldesa ha destacado el incremento en un 57% de las visitas realizadas a la localidad en este 2016 que ha contribuido a elevar los ingresos municipales al no contar con un turismo “estacional” que se ha conseguido gracias a la celebración de eventos turísticos que atraen a “visitantes durante todo el año” con iniciativas como la concentración de Food Trucks o la Feria de los Sabores. A este respecto, ha resaltado la próxima puesta en marcha de “nuestro propio October Fest, una feria de la cerveza artesanal” que contribuirá a dar apoyo a este tipo de empresas que han experimentado un gran auge en los últimos años.

Melchor ha adelantado las conversaciones que ya se han mantenido con ADIF para “recuperar la Fonda” que se va a utilizar para que “sea un centro de recepción de turistas que vengan en tren a conocer la ciudad”. Además este espacio gozará de un “uso cultural convirtiéndolo en un espacio más para realizar presentaciones de libros, conciertos pequeños, exposiciones itinerantes” con el objetivo de “ampliar nuestro patrimonio cultural” que como ha indicado, “ha sido reconocido como Bien de Interés Cultural a la azulejería de la Fonda, así como a los Molinos del Cerro de San Antón y a la ”.

Otra de las medidas que se ha aplicado y que ha contribuido a la inversión en la ciudad, se ha puesto en marcha la venta o alquiler de suelo industrial en el polígono Alces con las que se han visto beneficiados los empresarios al gozar de “bonificaciones de hasta el 50% si se cumplen los compromisos en la creación de puestos de trabajo” o el descuento de la cantidad invertida a lo largo de 20 años en caso de solicitar la compra de los terrenos en los que se ha ejercido la actividad.

Todo esto se resume según ha manifestado Melchor en “mucho trabajo, resultados en estos dos años, cambios y mejoras en el municipio, recuperación de gran parte de lo perdido y puesta en marcha de nuevos proyectos para seguir avanzando en el futuro”.