Así ha quedado de manifiesto tras la celebración de la sesión correspondiente al segundo trimestre del curso 2017-18 en la Concejalía de Educación. En ella se ha realizado el seguimiento de los casos de menores que han presentado situaciones de irregular asistencia a sus centros escolares.

Así se han revisado cada una de las situaciones comunicadas por los centros educativos en relación con la fase del protocolo de intervención fijado por la propia comisión desde el inicio de curso, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa

En la memoria estadística de incidencias de absentismo correspondientes al primer trimestre de este curso escolar se destaca la reducción del número de incidencias mensuales. El porcentaje de alumnos que cada mes presenta un absentismo leve, moderado o grave es inferior en términos generales al 1% y alcanza sus niveles más elevados en 1º de ESO —2% y 2’48% en los meses de noviembre y diciembre respectivamente—.

Desde la Concejalía de Acción Social se ha intervenido, desde el inicio del curso, con veintidós menores de diecinueve familias. En estos casos, aunque se reincorporen al centro como ha ocurrido en al menos cinco casos, la colaboración entre los técnicos municipales y centro escolar continúa para garantizar la continuidad y la normalización de la escolaridad.

La Comisión Local de Prevención, Intervención y Seguimiento del Absentismo Escolar de Ciudad Real ha trabajado con otros dieciséis casos de alumnos cuya asistencia al centro que le corresponde no se ha normalizado a partir de las actuaciones de los centros correspondientes ni de los técnicos de Acción Social. En estos casos se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores la situación de siete casos correspondiente a tres familias y los restantes están en fase de nueva comunicación con la familia o con la administración educativa esperando.

En la sesión se ha informado además de las actuaciones realizadas en relación a la lucha contra el absentismo escolar en el marco de la Red de Ciudades Educadoras.

A esta comisión se ha incorporado un representante de que viene realizando actuaciones con alumnos y familias orientadas a su reincorporación al centro y a la prevención de potenciales conductas peligrosas especialmente por parte de adolescentes.

La Comisión se ha emplazado, en la misma línea de trabajo, para la próxima sesión de seguimiento a mediados del tercer trimestre escolar, y mantiene firme el objetivo de lograr que “en Ciudad Real, no haya ningún escolar sin clase”, porque entiende que el absentismo escolar supone, para los escolares que lo sufren, la vulneración de su derecho a la educación.