Así lo ha afirmado en su visita a Daimiel acompañando al candidato del PP a la Alcaldía, , “un ejemplo claro de que el PP es el único partido capaz de dar la vuelta al desastre económico que siempre genera el PSOE donde gobierna y de que lo hacemos con responsabilidad, cercanía y garantizando en todo momento unos servicios de calidad para los ciudadanos”, ha informado el PP en nota de prensa.

Según ha manifestado Merino, los gobiernos socialistas “suben todos los impuestos (IRPF, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y AJD) y los castellano-manchegos son cada vez más pobres y su futuro es cada vez más incierto y preocupante”.

Sin embargo, ha afirmado la candidata del PP, “Núñez va a aplicar una bajada de impuestos generalizada a personas y empresas, haciendo de nuestra región una tierra atractiva en la captación de empresas y apostando por el empleo joven como eje fundamental de nuestra acción de . Queremos que Castilla-La Mancha atraiga a inversores, capitales y ciudadanos por la política fiscal que llevemos a cabo”.

Merino ha destacado que el PP apoyará a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos, “reduciendo la burocracia administrativa a emprendedores y realizando una bajada generalizada de los impuestos en Castilla-La Mancha”. Además, se eliminarán los impuestos de Sucesiones y Donaciones, se reducirá el IRPF y se bajará el Impuesto de Sociedades, ha destacado.

Por otro lado, Merino ha indicado que se reducirá y simplificará la burocracia administrativa a la hora de abrir un negocio, disminuyéndolo a una semana, y se conectarán las administraciones para crear una ventanilla única que permita que los emprendedores no tengan que ir de un lado a otro.

“En definitiva, haremos todo lo contrario que ha hecho el Gobierno socialista, bajaremos los impuestos y apostaremos por los autónomos, los emprendedores y las empresas, porque será la mejor forma de apoyar a los propios trabajadores y crear empleo”, ha concluido.