La candidata número uno del PP de Ciudad Real a las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha afirmado que el programa electoral de es “una tomadura de pelo” a los castellano-manchegos.

En el transcurso de su visita a Villamanrique y Montiel, ha recordado que Page prometió en 2015 un Plan Especial para el Campo de Montiel, otro Plan contra la Despoblación y soluciones a la regularización de pozos y problemas del agua, proyectos que no ha realizado y que vuelven a aparecer en el programa de 2019.

Page, según ha denunciado, “ha hecho de la mentira y de las falsas promesas una forma de hacer política” hasta el punto de que en su propia gente se ríe y murmulla entre el público cuando, en campaña, vuelve a lanzar promesas que no piensa cumplir.

Está convencida de que, el próximo 26 de mayo, los castellano-manchegos pueden frenar a la izquierda radical que hoy nos gobierna y que tiene escondido bajo la manga una subida de impuestos radical, con lo que será más cara la compra, los autónomos pagarán más, las empresas tendrán más difícil instalarse en la región, habrá menos empleo y posibilidades.

En este sentido ha afirmado que, frente a los engaños de Page, está el programa de Gobierno del PP de Paco Núñez, con un total de 500 medidas que han sido elaboradas por colectivos y asociaciones de nuestra región y que con un “contrato con la sociedad castellano-manchega”

“Paco Núñez ofrece un modelo de gestión acreditado y fiable basado en la creación de empleo y la bajada de impuestos frente a la política de gestos, promesas incumplidas, subida de impuestos y paro de Emiliano García-Page”, ha concluido.