Un resultado, ha explicado la ministra antes de clausurar un foro sanitario organizado por el PP en Ciudad Real, que se basa en los datos aportados por el Barómetro Sanitario en el que se recoge la opinión de 15.000 pacientes.

Unos resultados que la ministra ha achacado al cumplimiento de los compromisos adquiridos por el cuando llegó al Gobierno, como son salir de la crisis o que “en 2020 haya 20 millones de personas trabajando”, ya que “creando riqueza y empleo” se podrá mantener el Sistema Sanitario. Un sistema que tiene a los pacientes, profesionales y administraciones como “pilares fundamentales”.

Como contraprestación al esfuerzo de los trabajadores, Monserrat ha explicado que la Sanidad española tiene prevista la incorporación de 129.000 nuevos profesionales al Sistema Nacional de Salud. Una medida que pretende reducir en un 8 por ciento la temporalidad y fomentar la promoción interna y que ha sido consensuada con los sindicatos mayoritarios.

Además, ha explicado que dentro de los Presupuestos Generales del Estado, que la ministra ha calificado como “los más sociales de la democracia española”, está previsto un incremento de los sueldos de los trabajadores de la Sanidad en un 8,89 por ciento en los próximos tres años, “siempre que se cumpla la senda de crecimiento económico”.

Una medida que servirá, afirma Monserrat, “para devolver todo el esfuerzo” que han hecho estos trabajadores durante la crisis para mantener la calidad y la “excelencia” del Sistema Sanitario.