El concejal responsable de Festejos y Tradiciones Populares, Juan Fernado Ruiz, ha presentado este miércoles una propuesta que llevará al Pleno municipal del próximo viernes día 30, con la que los socialistas proponen trasladar la fecha de celebración de la Pandorga, que actualmente se celebra el 31 de julio, para que pase a celebrarse el último sábado del mes de julio.

En un comunicado, ha dicho que la propuesta tiene como objetivo que esta festividad local adquiera una mayor dimensión turística, “que se convierta en un autentico referente turístico que consiga ser un factor más para dinamizar económicamente nuestra capital” y que además permita a los ciudadrealeños “disfrutar de la fiesta en fin de semana, conciliando de manera más cómoda el trabajo y el ocio, ya que el día siguiente suele ser día laborable”.

Para los socialistas, el cambio contribuiría a la promoción económica y cultural de la ciudad, pero no sólo sería oportuno el cambio de la fecha de celebración, sino que, según el concejal, habría que apostar además por dotar al programa de celebración de la Pandorga de mayor contenido y facilitar el disfrute del mismo tanto a los vecinos y vecinas de la ciudad, como a todos aquellos visitantes de otras localidades que tendrían mayor facilidad para conocer esta tradicional celebración.

La idea del PSOE es programar todo un fin de semana de actividades, respetando la tradición que define a esta celebración, con la elaboración de la Limoná el viernes, el nombramiento del y la procesión que precede a la ofrenda a la Patrona el sábado, y los conciertos y toros de fuego que tienen lugar la noche del sábado hasta la madrugada del domingo.

Pero además, hacer coincidir la fiesta con el último fin de semana del mes permitiría elaborar todo un programa de actividades complementarias que ocuparían desde el viernes al domingo, invitando así al visitante a pernoctar en nuestra capital y disfrutar de un paquete turístico completo durante tres días.

“Como siempre hablamos de hacerlo de manera participativa y consensuada, contando para ello con todos los agentes locales implicados: asociaciones culturales y de ocio, restauradores y hosteleros, hermandad de Pandorgos, representantes del comercio local en general, que serían los encargados de elaborar un programa atractivo, capaz de conjugar el respeto a la tradición, con el atractivo de un producto turístico que revierta en ingresos muy necesarios para los empresarios locales en estos tiempos”, ha manifestado.