Así lo explicaba , uno de los impulsores de esta iniciativa, quien ha avanzado que la asociación se constituirá de forma estatutaria el próximo 27 de septiembre, al tiempo que ha recalcado que este colectivo va a poner en marcha iniciativas concretas porque se siente “verdaderamente discriminado”.

Entre los problemas más acuciantes que perciben los gestores de la actividad cinegética se encuentran, según Sanz, “la bajada de los precios de la carne, los contratos que quieren imponer los sectores comercializadores y algunas iniciativas que se han tomado por parte del sector sin consenso”.

Sanz ha señalado que en España se comercializa por encima del 70-80% de los animales que se abaten y las fluctuaciones en el precio de la carne obedecen a desajustes de los mercados, lo que también conlleva subidas y bajadas en el arrendamiento de fincas y la incertidumbre que, a su juicio, produce comenzar la campaña de caza sin conocer de antemano los precios.

En principio, unos sesenta profesionales del sector de gestión cinegética estarían representados en esta asociación que, una vez constituida, orquestará actuaciones y prioridades para atajar los problemas que existen de cara a la próxima campaña de caza y en las diferentes regiones.

Enrique Sanz ha señalado que actualmente existen “buenos” representantes del sector y la intención con la creación de esta nueva asociación es “aportar una ayuda extra”. Por ello, una de sus primeras acciones será presentarse a esas organizaciones que ya existen “para aportar y trabajar en la misma dirección”.