Desde hace catorce años, la asociación de Coros y Danzas de Alcázar de San Juan, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcázar y la Fundación José Luis Samper, organiza coincidiendo con la Noche de Pintura Rápida Nocturna y dentro del programa del Festival Internacional de Folklore este certamen de dibujo infantil que va superando su participación en cada edición. En 2019 fueron más de 130 niños y niñas, además de personas con capacidades diferentes, los que se animaron a trasladar al papel su visión sobre las tradiciones y el patrimonio alcazareño.

“Es una actividad muy esperada, porque siempre nos preguntan cuándo se va a celebrar y hay muchos niños y niñas que repiten todos los años”, explicaba el presidente de la asociación de Coros y Danzas de Alcázar, .

El objetivo de este certamen es potenciar el conocimiento de las tradiciones de la ciudad entre los más pequeños. Los molinos de viento y otros edificios patrimoniales, motivos cervantinos, el folclore, el paisaje o la gastronomía son algunos de los temas que dieron vida a los dibujos infantiles. Niños y niñas con edades comprendidas entre los 4 y 15 años de edad, se esforzaron por trasladar su visión sobre la ciudad y sus costumbres en el folio en blanco. Todos recibieron un estuche de lápices de colores por participar.

La alcaldesa alcazareña, , que acompañó a la asociación junto al Primer Teniente de Alcalde, y la concejala de Infancia y Juventud, , en la entrega de premios que se realiza anualmente en el Museo Municipal; destacó la originalidad de los dibujos y la particular visión de los pequeños. “Hay dibujos muy interesantes, no por la técnica, si no por los motivos que representan.

Molinos junto a los gigantes de , nuestras fiestas más clásicas como San Isidro, un manchego y una manchega bailando… e incluso hay a quien se le ha ocurrido dibujar uno de nuestros platos más tradicionales, la bizcochá”. La primera edil apuntó que esto muestra que los niños y niñas de Alcázar “conocen bien nuestras tradiciones y nuestro patrimonio material e inmaterial, porque llevan dentro su pueblo. Hay cantera suficiente para garantizar que no se pierdan nuestras tradiciones”. Melchor felicitó a la asociación por la creación y mantenimiento, durante 14 años, de este certamen de dibujo por el que ya han pasado varias generaciones.