La administración, ubicada en la Plaza Mayor de Villanueva de los Infantes está regentada por Esperanza Amador y su hijo Alonso Denova —tercera generación desde que la abriera su abuelo— y, según ha explicado el joven a Europa Press, no es la primera vez que este número deja un premio importante ya que en 2014 fue acreedor del segundo premio del sorteo de la Lotería Nacional del sábado.

Denova ha señalado que se han vendido 50 décimos —un total de cinco series— premiados cada uno de ellos con 30.000 euros, de forma que ha tocado no sólo a personas de Infantes y su comarca sino también de fuera porque están abonados y se les envía el décimo. Y es que el 27.487 cuenta con 14 abonados, mientras que el resto de décimos se han vendido en ventanilla.

En la actualidad la Administración de Loterías, que también ha entregado otros importantes premios como un cuarto premio del Sorteo Extraordinario de Navidad en el año 2007, trabajan además de la propietaria y su hijo, Montserrat Ruiz y .