Asimismo, tanto para J.A.A.T. como para los dos hermanos que le acompañaban en el momento de los hechos, . y ., el pide penas de entre 2 y 20 meses de multa diaria de 12 euros por las presuntas faltas de hurto, lesiones y amenazas, y un delito continuado de daños. Por otra parte, el fiscal solicita indemnizaciones de entre 200 y 14.100 euros por daños y perjuicios

En su escrito de acusaciones, el fiscal sostiene que sobre las 4.30 horas del 22 de abril de 2012, los tres acusados, “puestos de común acuerdo y con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito, decidieron que uno de ellos entrase dentro de la barra y cogiera una botella de whisky y una cartera con 200 euros, marchándose los tres juntos al servicio del local”.

Según el relato del fiscal, el dueño del bar, avisado por su mujer de lo sucedido, se dirigió al servicio donde les reclamó lo sustraído y les pidió que abandonaran el local. Fue en ese momento cuando los procesados J.M.L.P. y D.L.P., “con ánimo de menoscabar la integridad física del dueño”, le agredieron “dándole un puñetazo en la boca”.

Posteriormente, los procesados salieron del servicio “de forma violenta y exaltada, tirando la botellas y vasos que se encontraban a su paso”. El fiscal prosigue aseverando que al dirigirse a la salida, J.A.A.T. se encontró a su paso con el padre del dueño del bar, “a quien golpeó en la cara con un taburete y dio un puñetazo en el ojo”, causándole lesiones de diversa consideración.

Una vez en el exterior, continúa el escrito de acusaciones, “los tres procesados, con ánimo de menoscabar la propiedad ajena, empezaron a golpear con un taburete el cartel luminoso del local, rompiéndolo y causando también daños a una persiana y una cristalera de vidrio”. También causaron daños a las ventanillas de una furgoneta que se encontraba aparcada, propiedad del Ayuntamiento de Puertollano, concluye el fiscal.

La vista tendrá lugar los próximos días 24 y 25 de octubre a las 10.00 horas en la Audiencia Provincial de Ciudad Real.