La delegada del en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha destacado que el Ejecutivo de Emiliano García-Page persigue que Castilla La Mancha “se acerque a una sociedad libre de violencia de género”, la igualdad real entre los jóvenes y acabar con la lacra de la violencia de género lo que requiere de “sensibilización y sobre todo de mucha concienciación de los ciudadanos y ciudadanas” Olmedo así lo ha manifestado durante la Jornada que bajo el título ‘Jóvenes por la igualdad’ se ha celebrado este sábado organizada por el con el objetivo de promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, prevención del sexismo y de la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Una “preocupación” del Gobierno regional que ha llevado al Ejecutivo de Emiliano García-Page a la reforma de la ley creada en el año 2001 por el Gobierno de Castilla-La Mancha “pionera” en España con “la que fuimos ejemplo no solo en nuestro país sino en Europa” y que después de 16 años ha llegado el momento de “actualizarla” para incluir a las víctimas de agresiones sexuales, de la trata y la explotación sexual, de matrimonios forzados, víctimas de acoso laboral y sexual por razón de género y de la mutilación genital femenina, además de la física, psíquica y sexual, sin olvidar la violencia económica.

En este sentido, Olmedo ha resaltado que la Ley ‘Por una sociedad libre de violencia de género’ es “por la que tenemos que abogar todos, mujeres y hombres” resaltando que el 60 por ciento de los participantes en las jornadas celebradas este sábado sean hombres “algo estamos cambiando y logrando porque está claro que la igualdad se consigue si somos conscientes los hombres y las mujeres de que esto tiene que ser así”.

La representante del Gobierno regional ha puesto en valor la presencia de los Centros de la Mujer, especialmente en las zonas rurales, en los que el Gobierno de Castilla-La Mancha está incrementando la financiación que “paralizó y recortó el anterior ” y que en lo que llevamos de legislatura supera los 11´5 millones de euros.

La delegada de la Junta, ha resaltado igualmente las campañas impulsadas por el la Mujer de Castilla-La Mancha como ‘Sin un sí, es no’ que ha sido todo “un éxito” dirigida a los y las jóvenes, “hemos ido a los lugares donde ellos y ellas se reúnen para transmitirles que hay que decir un sí claramente para que las relaciones sexuales afectivas sean consentidas”, así como la emprendida en colaboración con la asociación de hosteleros con el lema ‘la violencia de género no se tapa`: iniciativas “muy interesantes que acercan la lacra de la violencia de género al resto de la población para visibilizar y concienciar, ya que es un problema de toda la sociedad”.

Uno de cada tres jóvenes considera aceptable el control en las relaciones de pareja.

Para la delegada de la Junta la juventud requiere de “espacios y tiempos” dirigidos a que las y los jóvenes “reflexionen, se conciencien y se sensibilicen de las desigualdades existentes para que sepan reconocerlas y prevenirlas; y de las posibilidades que tenemos de seguir avanzando en igualdad sin vacilaciones” mostrando su preocupación porque, a pesar de que en un 95% la juventud está a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, también es verdad que los estereotipos que impregnan nuestra sociedad “no nos dejan ser conscientes de que la desigualdad persiste”, y por eso ”deben ponerle cara a muchos comportamientos adoptados como “buenos” que no hacen otra cosa que mantener esta desigualdad”.

En este sentido Olmedo ha destacado que uno de cada tres jóvenes entre 15 y 29 años, considera inevitable o aceptable el control en las relaciones de pareja. La violencia de género en la juventud se fundamenta en actitudes que justifican el control y la agresión.

Por último, la delegada de la Junta se ha referido a los ”riesgos” a los que se enfrenta la juventud con la aparición de las nuevas tecnologías, ya que estos medios pueden ser mecanismos muy útiles para el control y el acoso personal como el Bullying, ciberbullying o sexting, por tanto uno de los objetivos de esta jornada es que “los y las jóvenes identifiquen lo que es violencia machista, que tengan un punto de encuentro para reflexionar sobre ello, y pongamos en valor los esfuerzos para conseguir una sociedad sin jerarquías de géneros ni de sexos”.