Esta empresa, vinculada al empresario , conocido como ‘el capo de la seguridad’, se ve forzada a tomar esta decisión al no poder hacer frente a los pagos de salarios y demás obligaciones laborales y fiscales. La decisión afecta a miles de trabajadores en toda España.

Los sindicatos CCOO, UGT y FTSP-, integrantes del Observatorio Sectorial de Seguridad, emitieron anoche un comunicado conjunto (os lo adjunto) en el que reclaman a los clientes de Novo Segur, “celeridad en la rescisión de los contratos que mantienen con esta empresa y que estos sean adjudicados a otras empresas que cumplan con el Convenio Colectivo del Sector y evitar así que los trabajadores ahora adscritos a Novo Segur pasen por un calvario de varios meses sin cobrar.”

En Castilla-La Mancha, Novo Segur se hizo cargo el pasado 1 de enero de la vigilancia de las sedes de la Tesorería General de la Seguridad Social en la provincia de Ciudad Real, contrata que le fue adjudicada por la TGSS de forma sorprendente y a juicio de CCOO incluso escandalosa, porque esta empresa acumula más de un centenar de sanciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y su particular convenio de empresa fue denunciado ante la por el propio .

En el mes y medio que lleva a cargo del servicio, Novo Segur ya ha sido denunciada en varias ocasiones por CCOO, entre otras cosas por incumplir las condiciones estipuladas en el Pliego que reguló el concurso y por no facilitar ropa ni medios de trabajo a los vigilantes. Novo Segur, cuyo convenio de empresa fue anulado el pasado mes por el ratificando la sentencia previa de la Audiencia Nacional, recortó en 400 euros respecto al convenio estatal del sector la nómina de enero, la única que ha llegado a abonar a los 16 vigilantes de Ciudad Real.

“A la ministra Fátima Báñez y a las personas que seleccionaron a Novo Segur para encomendarles la vigilancia de las sedes de la TGSS en Ciudad Real debería caérseles la cara de vergüenza”, señala , responsable de CCOO-Construcción y Servicios en Ciudad Real.

Por lo que respecta a las contratas del , Novo Segur tiene encomendadas desde abril del pasado año la vigilancia y seguridad de todas sus sedes en toda España. Como en el caso anterior, esta empresa se hizo con esa contrata presentando la oferta más barata, a cargo de las reducciones de salario que impone a sus trabajadores.

Las movilizaciones y la huelga llevadas a cabo el pasado verano, y la posterior aprobación en el No de Ley instando a Defensa a rescindir el contrato con Novosegur, llevó al Ministerio a anunciar en octubre que iniciaba los tramites para rescindírselo, cosa que aún no ha hecho. Ahora es más que urgente.

En CLM, Novo Segur no ha llegado a pagar las nóminas de enero a los vigilantes de las dos sedes que tiene encomendadas, el Museo del Ejército del Alcázar de –“museo de los horrores laborales”-, y el Archivo Militar de Guadalajara.