Según han informado a fuentes del , de las cuatro personas que pasaron a disposición judicial, dos hombres y dos mujeres, tres han quedado en libertad con cargos, imputados provisionalmente por los presuntos delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Por su parte, para la cuarta persona, una mujer, ha sido decretada prisión provisional comunicada y sin fianza, imputada provisionalmente por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas (principalmente cocaína y heroína) y tenencia ilícita de armas. Además, sobre esta mujer pesaba requerimiento judicial de ingreso en prisión por otra causa acumulada, en la que fue condenada por delito de tráfico de drogas a seis años y un día, según han precisado las mismas fuentes. Estos cuatro detenidos tienen relación familiar entre ellos.

Asimismo, para las tres personas puestas en libertad se han establecido como medidas cautelares la comparecencia semanal en el juzgado, la prohibición de salir del territorio nacional y la obligación de comunicar al juez cualquier cambio de domicilio.

Las fuentes consultadas ha especificado que la operación desarrollada en Puertollano tiene su origen en unas diligencias del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ciudad Real, que dictó exhorto de auxilio al juzgado puertollanero para la autorización de entradas y registros domiciliarios al no encontrarse de guardia durante el fin de semana. Consecuentemente, todas las conclusiones serán trasladadas al juzgado de Ciudad Real.

La causa se mantiene bajo secreto de sumario y prosiguen las diligencias de investigación para sustanciar y concretar las posibles imputaciones.